Cuando estornudar o reír conlleva una pérdida de orina

Una de cada tres mujeres mayores de 18 años sufre pérdidas accidentales de orina todos los días, según una encuesta elaborada por Elvie. Toser, reír o correr se convierten en acciones con alto riesgo de escape. El gran responsable de esta situación suele ser el suelo pélvico.

En las mujeres, el suelo pélvico mantiene el útero, la vejiga, el intestino y otros órganos pélvicos en su lugar para que funcionen correctamente. Así, con el paso del tiempo, la debilidad del suelo pélvico puede traer como consecuencia lo que se denomina prolapso o descenso de los órganos pélvicos, lo cual puede estar a su vez asociado a incontinencia urinaria y fecal.

Si bien esta debilidad del suelo pélvico puede darse tanto en hombres como en mujeres, son las mujeres las que con más frecuencia se ven afectadas por ella. “Durante el embarazo se dan numerosos cambios en el tejido del suelo pélvico producidos por el peso que debe soportar el mismo a lo largo de todo este período, y durante el parto la musculatura del suelo pélvico se ve doblemente afectada por el paso del bebé y el esfuerzo que la madre produce para empujar al pequeño”, explica Yanira Blanco, matrona en el Instituto Dra. Gómez Roig, dentro de la Clínica Corachan de Barcelona.

Un suelo pélvico débil puede provocar incontinencia urinaria de esfuerzo cuando el movimiento o la actividad física ejerce presión sobre la vejiga. Aunque este problema tiene solución, solamente el 28% de las mujeres con incontinencia urinaria busca ayuda médica y esperan hasta siete años en promedio después de notar los síntomas. “Esto es debido en parte a que mucha gente cree que la incontinencia es una parte normal del envejecimiento, pero debería buscarse ayuda médica ante el primer episodio de incontinencia”, opina Blanco.

Cómo ejercitar el suelo pélvico

Para poder entrenar y fortalecer el suelo pélvico se recomienda realizar los ejercicios de Kegel, que consisten en contraer y relajar los músculos que controlan la orina. “El problema es que el 30% de las mujeres no realiza correctamente los ejercicios, empujando hacia abajo en lugar de levantar los músculos del suelo pélvico”, alerta la experta. Por ello propone utilizar dispositivos que ayuden a realizar los ejercicios correctamente. “Existen entrenadores del suelo pélvico que utilizan un sistema de sensores de fuerza y movimiento para medir las contracciones del suelo pélvico, pudiendo mejorar los síntomas de la incontinencia urinaria hasta en un 70% de los casos”.

Beneficios de fortalecer el suelo pélvico

Entrenar correctamente nuestro suelo pélvico nos aportará múltiples beneficios: además de ayudarnos a disminuir y controlar las pérdidas de orina, Yanira Blanco asegura que estos ejercicios “mejoran la vida sexual, permitiendo experimentar orgasmos más intensos; ayudan a sostener la columna vertebral, mejorando nuestra postura; y favorecen el control de la vejiga durante el embarazo, acelerando la recuperación posparto y reduciendo el riesgo de prolapso».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s