Fumar, el sedentarismo y otros factores que reducen la fertilidad masculina

La infertilidad masculina es multifactorial y hay muchas causas que la pueden provocar. Así, para descubrir los factores que están detrás de este problema hay que revisar con detenimiento los antecedentes personales y familiares del afectado, en busca de “patologías, cirugías, malformaciones, tratamientos, tóxicos medioambientales o laborales que puedan estar en relación con la infertilidad”, destaca el Dr. José Ángel Delgado, urólogo de la Clínica Ginefiv (www.ginefiv.com).

Pero ¿cómo influyen factores externos, como la dieta, los tóxicos, el exceso de peso o la edad en la fertilidad masculina? El experto nos da las claves.

La infertilidad masculina, un problema multifactorial

Habitualmente, las alteraciones más usuales que afectan al hombre con problemas de fertilidad tienen que ver con el recuento, la motilidad (movimiento), la vitalidad y la morfología de los espermatozoides. Hay veces en que estas tienen relación con alguna enfermedad, una infección o un problema hormonal. Cuando se encuentra la causa, se revierte si es posible. Si no, habría que recurrir a una técnica de reproducción asistida.

También es posible que ni siquiera haya espermatozoides en el eyaculado, como ocurre en las obstrucciones de los conductos por donde circulan los espermatozoides o en los casos de ausencia de formación de estos en el interior del testículo. “Esta es una situación de alta dificultad, porque precisamos recuperar la espermatogénesis o bien conseguir espermatozoides intratesticulares mediante biopsia que, una vez extraídos se pondrán en contacto con el ovocito para formar embriones mediante la técnica de reproducción asistida conocida como ICSI (inyección intracitoplamatica de espermatozoides)”, explica el experto.

¿Cómo influyen fumar y beber?

Aunque, por sí solo, el tabaco no es un factor que cause esterilidad masculina, sí es cierto que se relaciona con un deterioro de la calidad seminal, disminuyendo el recuento espermático y la motilidad. Además, tal como advierte el Dr. Delgado,“aumenta el estrés oxidativo, produciendo daño en el ADN espermático”. ¿Cuáles son las consecuencias? “Los espermatozoides de los fumadores tienen reducida su capacidad de fecundación y sus embriones muestran tasas de implantación más bajas”, advierte.

Por su parte, algunos trabajos han encontrado calidades seminales más bajas en bebedores (aunque sea de forma moderada) que en hombres abstemios. El problema suele surgir cuando se combina tabaco y alcohol, que “deriva en concentraciones inferiores y motilidades menores que en los hombres solo fumadores”.

¿Influye la edad del hombre en la fertilidad?

Aunque el varón no tiene ninguna fecha concreta a partir de la cual deja de ser fértil, como sí ocurre en la mujer, se puede constatar una reducción de la fertilidad masculina a partir de los 50 años. “Existe una menor tasa de formación de blastocisto, mayor tasa de aborto y menor tasa de nacidos vivos en hombres mayores de 50 años que realizan tratamientos de reproducción con mujeres jóvenes sanas”, destaca el especialista de Ginefiv.

A partir de esa edad, lo más afectado es el volumen eyaculatorio, pues la motilidad, la concentración y la morfología de los espermatozoides no se ve alterada en la misma medida.

Tratamientos para la caída del cabello y sedentarismo

Algunos medicamentos para la caída del pelo pueden afectar negativamente a la fertilidad masculina. Se usan para la alopecia androgénica y detienen la caída del folículo piloso. “Pero ese efecto también se produce sobre la espermatogénesis, alterando los recuentos y la motilidad y disminuyendo la fertilidad”, alerta el urólogo.

Para que estos fármacos no interfieran en la fertilidad, su recomendación es retirarlos “al menos tres meses antes de iniciar el deseo de tener hijos y consultar si no se consigue la gestación tras haber consumido estos medicamentos”.

Con respecto a los hombres que pasan muchas horas sentados, como los conductores, el problema está en que hay una alteración del sistema termorregulador del organismo que mantiene a una temperatura inferior los testículos (esto es fundamental para la producción de los espermatozoides). Esta situación, unida al sedentarismo, puede ser muy problemática en relación a la fertilidad.

¿Perjudica el sobrepeso a la fertilidad del hombre?

“Hay una clara disminución de la fertilidad en las personas obesas y con sobrepeso”, subraya el Dr. José Ángel Delgado. De hecho, revela cómo las dietas hipercalóricas o desequilibradas y la comida rápida rica en grasas disminuyen la fertilidad. “A su vez, comidas con un alto contenido en grasas insaturadas o muy ricas en hidratos de carbono aumentan el riesgo de infertilidad”, resalta.

Para que la formación de los espermatozoides se produzca sin alteraciones, apunta la necesidad de seguir una dieta equilibrada, no hipercalórica, donde estén de forma balanceada todos los nutrientes necesarios, además de vitaminas, oligoelementos, antioxidantes y una adecuada hidratación.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s