3 bebidas que debes evitar para prevenir cálculos renales

¿Sabías que puedes prevenir los cálculos renales sin salir de casa? Sí, es posible, pero requiere compromiso por parte de la persona y disposición para modificar lo que se toma en el día a día.

De acuerdo con especialistas del National Kidney Foundation, basta con evitar el consumo de tres líquidos para disminuir el riesgo y prevenir los cálculos renales.

Los cálculos renales son definidos por Mayo Clinic como depósitos duros hechos de minerales y sales que se forman en los riñones.

Su causa es variable, según esta clínica. Factores como el exceso de peso corporal, la dieta, el consumo de ciertos suplementos, la dieta y algunas enfermedades están entre las múltiples causas de los cálculos renales.

Es precisamente la dieta que cubre las bebidas que tomas y aquí te decimos qué sí y qué no recomienda la National Kidney Foundation de Estados Unidos:

Lo que no debes tomar:

Algunas de estas bebidas te sorprenderán porque son muy comunes en la población:

  • Té: de acuerdo con la National Kidney Foundation, el té se encuentra entre las bebidas altas en oxalato, que es una sustancia química natural del organismo que también está presente en ciertos alimentos… o bebidas.
  • Jugo de toronja
  • Refrescos

De acuerdo con esta fundación, evitar las bebidas antes mencionadas ayudará a producir una orina menos concentrada.

Lo que sí debes tomar:

En palabras de la National Kidney Foundation, se recomienda tomar mucho líquido como las siguientes bebidas:

  • café
  • agua simple
  • limonada

Beberlas garantizará un buen volumen de orina, detalla esta institución.

¿Cuáles son los síntomas de los cálculos renales?

Mayo Clinic informa que algunos de los síntomas de los cálculos renales son:

  • Dolor intenso y punzante en los costados y la espalda, debajo de las costillas
  • Dolor que se va hacia la ingle y la parte baja del abdomen
  • Dolor que viene en oleadas y cuya intensidad sube y baja
  • Sensación de ardor o dolor al orinar
  • Orina color rosa, marrón o rojo
  • Orina con olor desagradable o turbia
  • Necesidad constante de orinar, necesidad de orinar con mayor frecuencia u orinar poquito
  • Vómitos y náuseas
  • Escalofríos y fiebre si existe una infección

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s