Identifican variantes genéticas que relacionan la lipoproteína A con el riesgo de cáncer de próstata

Un nuevo análisis ha descubierto una posible relación entre el mayor riesgo de cáncer de próstata y las variantes genéticas asociadas a niveles más elevados en el torrente sanguíneo de la molécula transportadora de colesterol lipoproteína A, según publican la investigadora del Imperial College de Londres (Reino Unido) Anna Ioannidou y sus colegas en la revista de acceso abierto ‘PLOS Medicine’.

Algunos factores asociados a un mayor riesgo de cáncer de próstata no pueden modificarse, como la edad avanzada y la ascendencia africana. En cambio, otros factores de riesgo de la forma agresiva de la enfermedad, como el tabaquismo y la obesidad, pueden modificarse.

Investigaciones anteriores sugieren que los niveles elevados de lípidos en sangre también podrían estar asociados a un mayor riesgo. De ser así, los fármacos hipolipemiantes podrían reducir teóricamente el riesgo de cáncer de próstata. Sin embargo, las pruebas existentes sobre las asociaciones entre los lípidos en sangre y el cáncer de próstata no han sido concluyentes.

Para comprender mejor estas posibles asociaciones, Ioannidou y sus colegas analizaron los vínculos entre el riesgo de cáncer de próstata y varios lípidos sanguíneos: a saber, la lipoproteína A, el colesterol de lipoproteínas de baja densidad, el colesterol de lipoproteínas de alta densidad, los triglicéridos y las apolipoproteínas A y B. Se basaron en dos grandes iniciativas de investigación, el Biobanco del Reino Unido y el consorcio PRACTICAL, para analizar los datos genómicos y de riesgo de cáncer de próstata de cientos de miles de individuos.

El estudio empleó un método conocido como aleatorización mendeliana, que aprovecha la aleatoriedad inherente al proceso genético de la meiosis para aumentar la validez de un análisis. Así, en lugar de tener en cuenta las mediciones directas de los lípidos en el torrente sanguíneo, los investigadores evaluaron las variaciones en las secuencias de ADN de los individuos que se asocian a diferentes niveles de lípidos en sangre. A continuación, analizaron si estas variantes genéticas estaban relacionadas estadísticamente con el riesgo de cáncer de próstata.

El análisis demostró que las variantes genéticas que predicen niveles sanguíneos más elevados de lipoproteína A se asociaban a un mayor riesgo general de cáncer de próstata, y también a un mayor riesgo de cáncer de próstata avanzado o de aparición temprana. Los investigadores no encontraron ninguna asociación significativa para ninguno de los otros lípidos sanguíneos.

Estos resultados sugieren la posibilidad de que los fármacos que reducen la lipoproteína A puedan desarrollarse o reutilizarse para reducir el riesgo de cáncer de próstata en algunos individuos. Los investigadores apuntan que serán necesarias más investigaciones para confirmar las asociaciones observadas en este estudio y aclarar los mecanismos biológicos subyacentes.

«Nuestro estudio sugiere que los individuos con niveles más altos de lipoproteína A en sangre, que es una proteína que transporta el colesterol en la sangre, pueden tener un mayor riesgo de desarrollar cáncer de próstata», concluyen.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s