Abscesos renales: cuando una infección urinaria puede causar pus en los riñones

Ardor, dolor o cambios en la orina… padecer de infecciones en las vías urinarias puede ser una verdadera “tortura” cada vez que necesitamos ir al baño, sin embargo, no tratarlo a tiempo puede traernos serios problemas de salud, por ejemplo, la formación de abscesos renales: ¿por qué se llenan de pus los riñones?

¿Qué es un absceso renal?

El absceso renal es cuando se forma una cavidad de pus alrededor de uno o ambos riñones a causa de una infección no tratada a tiempo, ¡así como lo lees! De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, las infecciones urinarias son una de las principales causas, pues las bacterias como el E.coli que ingresan a la uretra, pueden multiplicarse y desplazarse a los riñones.

El problema, es que este tipo de afección puede ocasionar daño renal permanente o que las bacterias se diseminen en el torrente sanguíneo causando sepsis, es decir, un envenenamiento de la sangre que puede ser mortal. 

Por otra parte, ojo si ya padeces cálculos renales, pues cuando estos son más grandes de lo normal, son capaces de bloquear el flujo urinario ocasionando el proferimiento de las bacterias, las cuales, se pegan a las “piedras” en los riñones y como consecuencia, da paso a la acumulación de pus por infección y una vez que estos microorganismos se pegan, ni los antibióticos las pueden “destruir”. 

Síntomas de pus en los riñones

Si la infección urinaria ya llegó a los riñones o los cálculos renales desarrollaron pus, cuidado, el dolor será insoportable y lo más importante es que no te lo aguantes, acude con tu médico de inmediato para no causar un daño irreversible, si además presentas fiebre, escalofríos, sudoración, dolor al orinar, molestias en el costado o el área abdominal, podría tratarse de una fuerte infección.

Las infecciones renales pueden ocurrir a cualquier edad, sin embargo, las mujeres tenemos seis veces más de probabilidades de contraerla a diferencia de los hombres, debido a que nuestra uretra es más corta, lo que facilita que lleguen más rápido las bacterias a los riñones.

De acuerdo con un estudio publicado por el Yonsei Medical Journal, los abscesos renales de tamaño mediano, es decir, aquellos que se encuentran en un rango de entre 5 centímetros o menos, pueden ser tratados con antibióticos intravenosos para evitar un tratamiento que sea más invasivo como la cirugía, drenaje o nefrectomía en la que se extirpa una parte o el riñón completo.

La pus en los riñones se puede drenar por medio de un catéter que se coloca a través de la piel o mediante intervención quirúrgica, pero también necesitarás antibióticos vía intravenosa, conforme mejore la infección tu médico podrá cambiarla a pastillas.  

¡Qué tal, he! Ahora que ya sabes qué puede pasar si no atiendes a tiempo este tipo de padecimientos, acude con tu médico de inmediato y evita un daño permanente, recuerda que los riñones son uno de los órganos más importantes del cuerpo al eliminar las toxinas del organismo. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s