Cómo afecta la incontinencia urinaria a las mujeres

La incontinencia urinaria a las mujeres, además de presentar un problema físico, también influye en la salud mental, tal y como demuestra un nuevo estudio, que apunta a que las mujeres con incontinencia tienen mayor índice de depresión y menores niveles de autoestima. 

La investigación, que ha sido presentada en el congreso de la Asociación Europea de Urología y ha sido recogida por Infosalus, insta a los médicos a preguntar a las mujeres con esta afección sobre su salud mental para ofrecerles tratamientos.

La incontinencia, un trastorno común entre mujeres

La incontinencia urinaria femenina es un trastorno muy común que se da, sobre todo, en mujeres mayores. Aunque se conoce este problema a nivel físico, se ha estudiado poco sobre el impacto que conlleva a nivel mental, por lo que este estudio liderado por Margarida Manso, del Centro Hospitalario Universitario de São João, en Portugal, usaron datos de una encuesta poblacional sobre diversos aspectos de la salud y el bienestar.

Tras analizar las respuestas de unas 10.000 mujeres a partir de 18 años, establecieron comparaciones entre diversos factores de salud mental, como la prevalencia del diagnóstico de depresión, el uso de las consultas de salud mental, las dimensiones de la enfermedad mental y los comportamientos adictivos entre las mujeres que declaraban o no la incontinencia urinaria.

Así, como resultado vieron que una de cada diez mujeres declaraba tener incontinencia urinaria, lo que aumenta a cuatro de cada diez para las mayores de 75 años y, concluyeron, que estas mujeres sufren peor salud mental.

De hecho, tenían un 66% más de posibilidad de sufrir depresión y de acudir al médico por motivos de salud mental. También tenían un 65% más de probabilidad de declarar su estado de salud como malo, más dificultades para concentrarse y más sentimientos de culpa y menor autoestima que las mujeres sin incontinencia.

“Los altos niveles de depresión y baja autoestima de las mujeres que declararon tener incontinencia son muy preocupantes. La incontinencia urinaria puede tratarse y, aunque el tratamiento puede tener algunos efectos secundarios, para algunas mujeres estos pueden ser preferibles a las repercusiones de la enfermedad en la salud mental”, explica la uróloga Margarida Manso.

Por su parte, el profesor Christopher Chapple, secretario general de la EAU, del Sheffield Teaching Hospitals NHS Foundation Trust (Reino Unido), añade que “la incontinencia urinaria es una afección clínica muy importante que a menudo no es reconocida por los médicos hasta que los pacientes llevan tiempo sufriéndola”.

“La incontinencia urinaria puede mejorar significativamente o curarse con el tratamiento adecuado”.

“Tiene un impacto devastador en cualquier persona afectada, sobre todo en las mujeres, pero también en algunos hombres. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la incontinencia urinaria puede mejorar significativamente o curarse con el tratamiento adecuado”, explica el experto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s