Desarrollan un algoritmo que predice el riesgo de cáncer de próstata

Científicos de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) han creado una herramienta integral para predecir el riesgo de un individuo de desarrollar cáncer de próstata, que dicen podría ayudar a asegurar que los hombres con mayor riesgo recibirán las pruebas adecuadas al tiempo y evitar que aquellos con muy bajo riesgo se sometan a pruebas innecesarias y potencialmente invasivas, según publican en el ‘Journal of Clinical Oncology’.

La ‘CanRisk-Prostate’, desarrollada por investigadores de la Universidad de Cambridge y el Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, se incorporará a la herramienta web CanRisk del grupo, que ya ha registrado casi 1,2 millones de predicciones de riesgo. Esta herramienta gratuita ya es utilizada por profesionales sanitarios de todo el mundo para ayudar a predecir el riesgo de desarrollar cáncer de mama y ovario.

El cáncer de próstata es el tipo de cáncer más frecuente en los hombres. Según Cancer Research UK, cada año se diagnostica la enfermedad a más de 52.000 hombres y se producen más de 12.000 muertes. Más de tres cuartas partes (78%) de los hombres diagnosticados de cáncer de próstata sobreviven más de diez años, pero esta proporción apenas ha variado en la última década en el Reino Unido.

La prueba del cáncer de próstata consiste en un análisis de sangre que busca una proteína conocida como antígeno prostático específico (PSA) que sólo fabrica la glándula prostática; sin embargo, no siempre es exacta. Según el sitio web del NHS, aproximadamente tres de cada cuatro hombres con un nivel elevado de PSA no tienen cáncer. Por lo tanto, para confirmar el diagnóstico son necesarias otras pruebas, como biopsias de tejido o resonancias magnéticas.

En palabras del profesor Antonis Antoniou, del Departamento de Salud Pública y Atención Primaria de la Universidad de Cambridge, «el cáncer de próstata es el más frecuente entre los hombres del Reino Unido, pero el cribado poblacional basado en el PSA no es una opción: estas pruebas suelen dar falsos positivos, lo que significa que muchos hombres se someterían a biopsias innecesarias. Además, muchos de los tumores de próstata identificados por las pruebas de PSA son de crecimiento lento y no supondrían una amenaza para la vida y el tratamiento de estos tumores puede ser más perjudicial que beneficioso», advierte.

«Lo que necesitamos es una forma de identificar a los hombres con mayor riesgo, que nos permita dirigir las pruebas de cribado y diagnóstico allí donde sean más necesarias, reduciendo al mismo tiempo los daños para los hombres con bajo riesgo de padecer la enfermedad –prosigue–. Este es el objetivo de ‘CanRisk-Prostate’. Por primera vez, combina información sobre la composición genética y los antecedentes familiares de cáncer de próstata, los principales factores de riesgo de la enfermedad, para ofrecer riesgos de cáncer personalizados».

El cáncer de próstata es uno de los cánceres comunes más determinados genéticamente. Las versiones defectuosas heredadas de los genes BRCA2, HOXB13 y posiblemente BRCA1 se asocian a un riesgo de moderado a alto de cáncer de próstata, aunque tales fallos son poco frecuentes en la población. Además, hay varios cientos de variantes genéticas más comunes que confieren cada una un riesgo menor, pero que en conjunto actúan como un «control de volumen» que modera o aumenta el riesgo de cáncer de próstata.

Los investigadores, con el apoyo de Cancer Research UK, describen el desarrollo del primer modelo completo de cáncer de próstata que utiliza datos genéticos y de antecedentes familiares de cáncer de casi 17.000 familias afectadas por esta enfermedad. El modelo utiliza datos sobre fallos genéticos poco frecuentes en genes de riesgo moderado a alto y una puntuación de riesgo basada en 268 variantes comunes de bajo riesgo, junto con antecedentes familiares detallados de cáncer, para predecir los riesgos futuros.

Uno de cada seis hombres (16%) padecerá cáncer de próstata a los 85 años. Utilizando el modelo, el equipo descubrió que el riesgo previsto era mayor para los hombres cuyo padre había sido diagnosticado de cáncer de próstata: un 27% si el padre había sido diagnosticado a una edad avanzada (80 años), pero hasta un 42% si el padre había sido diagnosticado a una edad temprana (50 años).

Los riesgos eran considerablemente mayores para los hombres con defectos genéticos. Por ejemplo, el 54% de los hombres portadores de una alteración en el gen BRCA2 desarrollarían cáncer de próstata – sin embargo, entre los hombres con fallos en el gen BRCA2, los riesgos eran sustancialmente menores si también tenían un pequeño número de las variantes de bajo riesgo, pero mucho mayores si también tenían un gran número de las variantes de bajo riesgo.

En la práctica, afirman los investigadores, los médicos podrán utilizar cualquier combinación de antecedentes familiares de cáncer y variantes genéticas raras y comunes para proporcionar un riesgo personalizado.

Para validar su modelo, el equipo lo aplicó a una cohorte independiente de más de 170.000 hombres reclutados en el Biobanco del Reino Unido, una base de datos biomédica y recurso de investigación que contiene información anónima sobre genética, estilo de vida y salud de medio millón de participantes británicos. Todos estos hombres estaban libres de cáncer de próstata en el momento de su inclusión en el estudio, pero más de 7.600 desarrollaron esta enfermedad en los diez años siguientes.

Al validar su modelo, los investigadores descubrieron que el 86% de los participantes en el Biobanco del Reino Unido que desarrollaron cáncer pertenecían a la mitad de los hombres con los riesgos previstos más elevados, lo que sugiere que podría ser posible dirigir las pruebas de cribado y diagnóstico al subgrupo de población de mayor riesgo, entre los que se producirá la mayoría de los cánceres.

Según el doctor Tommy Nyberg, de la Unidad de Bioestadística del MRC de Cambridge, se trata de «la herramienta más completa hasta la fecha para predecir el riesgo de que un hombre desarrolle cáncer de próstata. Esperamos que esto ayude a los médicos y asesores genéticos a evaluar el riesgo de sus clientes y ofrecerles el seguimiento adecuado», confía.

«En los próximos 12 meses, nuestro objetivo es incorporar esta herramienta a la ampliamente utilizada ‘CanRisk’, que facilitará el tratamiento clínico basado en el riesgo de los hombres atendidos en las clínicas de cáncer familiar y permitirá aplicar enfoques de detección precoz adaptados al riesgo a la población en general», anuncia.

Por su parte, la profesora Ros Eeles, del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres y coautora del estudio, también destaca que «se trata de un importante paso adelante, ya que permitirá a los médicos hablar con los hombres sobre su riesgo individual de padecer cáncer de próstata basándose en el modelo informático más preciso hasta la fecha. Esto les ayudará a tomar decisiones sobre el cribado».

Hasta ahora, los datos utilizados para desarrollar ‘CanRisk-Prostate’ procedían de hombres de ascendencia europea. El equipo espera poder incluir datos de hombres de otras etnias a medida que se realicen nuevas investigaciones.

La Universidad de Cambridge acaba de poner en marcha el Early Cancer Institute con el objetivo de detectar el cáncer lo bastante pronto como para curarlo. Se trata del primer instituto físico del Reino Unido dedicado al cáncer precoz. También está previsto crear en un futuro próximo un nuevo Hospital de Investigación Oncológica de Cambridge, que reunirá conocimientos clínicos y de investigación en un nuevo hospital de categoría mundial, diseñado en colaboración con los pacientes.

Un comentario sobre "Desarrollan un algoritmo que predice el riesgo de cáncer de próstata"

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s