Dispositivo urinario para que las mujeres hagan pipí de pie, ¿es seguro usarlo?

Una de las cosas más complicadas de ser mujer, es no poder hacer pipí en cualquier lugar. Sinceramente es algo que envidiamos de los hombres, pues ellos fácilmente se paran y sacan la orina sin preocupación alguna. Para nosotras eso era un sueño guajiro hasta que fue creado un dispositivo urinario que promete salvarnos la vida en cualquier momento y a cualquier hora. Sí, ayuda; pero… ¿es bueno para la salud?

Qué pasa si te aguantas las ganas de orinar

Todos, tanto hombres como mujeres, hemos aguantado las ganas de orinar en alguna ocasión; ya sea porque no hay un baño cerca o porque el baño está asqueroso. Hacerlo una vez puede ser “inofensivo”, pero ¿qué tan contraproducente puede ser eso para tu salud?

Aguantarse de manera frecuente las ganas de ir al baño no es nada bueno para el cuerpo. En la vejiga caben entre 150 y 220 ml de orina. Al llegar a la capacidad máxima se “activa una alerta” que le indica al cerebro que es momento de ir al baño. Si no hacemos caso a esa señal de manera frecuente, pueden suceder varias cosas.

Consecuencias de aguantar las ganas de hacer pipí

  • Dolor, cansancio y escalofríos. 
  • Infecciones. Considera que la orina se encarga de eliminar los desechos del cuerpo. El National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Disease señala que si el desecho almacenado en la vejiga no se elimina a tiempo, puede dañar el tracto urinario y cistitis.
  • Cálculos en los riñones. Contener la orina puede ser un factor que desencadene los cálculos en los riñones (residuos de fosfato, amonio, magnesio y calcio cristalizados en el interior de los riñones). 

El dispositivo urinario creado para que las mujeres hagan pipí de pie es muy fácil de usar. Sólo debe sacarse del envase y colocarse en la zona genital. El embudo permite que la orina se deslice sin necesidad de tocar el retrete. Para limpiarlo sólo se necesita agua y jabón.

Parece un sueño, ¿no?

Sin embargo, Alicia Jeffrey-Thomas, especialista en terapia de piso pélvico, señala que el organismo de la mujer no fue diseñado para hacer pipí de pie. En esta postura el suelo pélvico no se relaja lo suficiente y no se vacía la vejiga por completo. Además, tener ese hábito no es nada saludable.

Ahora ya lo sabes, orinar de pie puede ocasionar fugas a largo plazo. Así que piénsalo dos veces antes de usar el dispositivo urinario para hacer pipí de pie.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s