¿Qué cosas no deben comer los que tienen insuficiencia renal crónica?

La enfermedad crónica renal se define como la pérdida progresiva de la función renal a lo largo del tiempo, lo que provoca que los riñones no puedan filtrar los residuos, regular el agua y el ácido en la sangre como deberían. 

En la mayoría de los casos, la enfermedad crónica renal está causada por la diabetes, la hipertensión arterial y la glomerulonefritis. En las últimas etapas, la enfermedad puede progresar hasta la insuficiencia renal que causa la muerte sin el uso de diálisis o un trasplante de riñón. 

Dentro de los tratamientos de la enfermedad, la dieta es una parte fundamental para controlar los síntomas y reducir las posibles complicaciones de la enfermedad. Hoy te explicamos qué alimentos se deben evitar con la enfermedad crónica renal. 

Para retrasar la progresión de la enfermedad renal, es importante seguir una dieta que cuide los riñones. Ésta se caracteriza por limitar la ingesta de alimentos con alto contenido en potasio, sodio y fósforo, en reserva de lo que indique el médico tratante. 

Éstos son los alimentos principales que se deben evitar para las personas con enfermedad renal crónica por su alto contenido en fósforo, potasio o sodio:

  • Pan integral:

Aunque para las personas con enfermedad renal en primeras etapas se recomienda la ingesta de pan integral sobre pan blanco, éste debe ser evitado en cualquiera de sus modalidades para aquellos pacientes que ya tienen una progresión moderada a avanzada. Esto se debe a que el pan integral contiene una mayor cantidad de potasio y fósforo.

  • Cereales integrales (de avena y salvado):

Al igual que el pan integral, las personas con enfermedad renal crónica deben evitar el consumo de cereales integrales por su alto contenido en fósforo, sodio y potasio. 

  • Nueces y semillas de girasol:

Aunque en una dieta normal son consideradas benéficas, éstos alimentos son dañinos en personas con la enfermedad. Si puedes, es recomendable buscar nueces bajas en fósforo. 

  • Refresco:

En general se debe evitar el consumo de refresco para quienes tienen problemas con los riñones. Sin embargo, el consumo de refrescos oscuros significa una mayor cantidad de fósforo, el cual es usado para darle tal color.

  • Comidas enlatadas:

Las sopas, verduras, carnes y mariscos enlatados se caracterizan por su practicidad así como un alto contenido en sodio con la finalidad de prolongar la vida útil de estos productos. Por eso, debes evitarlos a toda costa si padeces de los riñones.

  • Aguacates:

Esta fruta recomendada en la mayoría de las dietas es una gran fuente de grasas saludables para el corazón e importantes vitaminas y minerales. Sin embargo, tienen un alto contenido de potasio y deben evitarse en una dieta renal.

  • Lácteos:

La leche, el yogur, el queso y el helado son alimentos nutritivos llenos de calcio y proteínas. Sin embargo, también contienen una gran cantidad de fósforo y potasio, por lo que están restringidos en una dieta para pacientes renales.

  • Plátanos:

Son conocidos por ser uno de los alimentos con mayor contenido en potasio, por lo que en una alimentación para personas con enfermedad crónica renal, es mejor dejar de lado esta fruta. 

  • Naranjas

Las naranjas y el jugo de naranja son ricos en potasio y no deberán ser consumidas por pacientes con enfermedades renales a menos que el médico lo indique. 

  • Carnes procesadas:

Los embutidos, las carnes frías y la carne roja son altas en sodio y proteínas por lo que deben ser evitadas en una dieta renal. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s