La fertilidad de los hombres decae a partir de los 40 años, advierte GeneraLife

El incremento generalizado de la edad a la que las mujeres deciden ser madres, también implica que los hombres, cuando también deciden ser padres, poseen una edad más avanzada, por lo que GeneraLife ha advertido que los problemas de fertilidad masculina suelen aparecer a partir de los 40 años.

Así lo ha asegurado el director médico de las clínicas Ginefiv, Joaquín Llácer, con motivado del Día del Padre, que se celebra este sábado 19 de marzo. Según, la American Society for Reproductive Medicine (ASRM), en el 40 por ciento de las parejas estériles aproximadamente, el varón puede ser una de las causas o el único motivo de infertilidad.

«La edad óptima para que los varones sean padres también tiene un límite, tanto por el tiempo que se puede llegar a invertir en lograr una concepción exitosa, como por el riesgo de transmitir enfermedades asociadas a alteraciones genéticas a la descendencia, pasando por motivos fisiológicos y psicológicos ajenos al funcionamiento propio del sistema reproductivo», ha asegurado Llácer.

Por tanto, retrasar la paternidad puede implicar una serie de problemas con escasa visibilidad, pero que son muy diversos. Entre ellos se encuentran la disminución de la calidad seminal, especialmente en lo que respecta a la reducción del volumen de
semen, la concentración y movilidad espermática, el aumento del estrés oxidativo y la integridad del ADN de los espermatozoides, ya que podrán presentar una mayor fragmentación.

Asimismo, la edad paterna avanzada puede conllevar un mayor riesgo de que el niño padezca ciertas enfermedades como el trastorno del espectro autista, la esquizofrenia o ciertos tipos de cáncer. En general, los tratamientos de reproducción asistida han demostrado tener bastante éxito a la hora de tratar la infertilidad masculina. Los seminogramas, por ejemplo, ayudan a valorar distintos parámetros y detectar si existe alguna causa de infertilidad.

«En el caso de parejas con edad avanzada también se recomienda realizar un test genético preimplantacional, que evitará la transferencia de embriones con alteraciones al útero», ha aclarado Llácer.

Por otro lado, Ginefiv precisa que se debe tener en cuenta que la infertilidad masculina también puede ser temporal. Y es que los hábitos de vida que conllevan períodos de estrés elevado o ansiedad están estrechamente ligados con el aumento de la temperatura corporal, al igual que los procesos gripales con fiebre, lo cual afecta a la producción de espermatozoides.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s