5 razones por las que las mujeres deben acudir al urólogo

En general todas las mujeres seguimos a rajatabla la recomendación de acudir anualmente al ginecólogo para una revisión. Pero no sólo el aparato reproductor femenino tiene que ser revisado, sino también el urinario.

Don muchas las patologías urinarias que sufrimos: incontinencia urinaria, prolapsos de los órganos pélvicos o infecciones de orina recurrentes… Enfermedades a las que no prestamos atención pero que deberían hacernos acudir a la consulta de un urólogo.

El doctor Javier Romero-Otero, director del Departamento de Urología de HM Hospitales en Madrid y director médico de ROC Clinic, insiste en la importancia que tiene la Urología Funcional Femenina.

«El urólogo es el cirujano del aparto urinario, además del cirujano del aparato reproductor masculino. Riñones uréteres y vejiga tenemos todos. Litiasis urinarias, infecciones de repetición, incontinencia urinaria tumores de riñón o de vejiga. Ginecólogos, urólogos y fisios debemos trabajar en común para un buen estado de salud de la mujer».

Así, los expertos señalan 5 razones por las que una mujer debería ir al urólogo. Con ello, la mujer mejorará su calidad de vida al atajar problemas como la incontinencia urinaria.

Además, las consultas al urólogo van a permitir la detección precoz de patologías que, sin ser atendidas de manera adecuada y a tiempo, pueden revestir de mucha gravedad.

Primera razón: prevenir y tratar la incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es una patología urológica que afecta a más de 6 millones de hombres y mujeres en nuestro país y que deteriora su calidad de vida.

En concreto, tiene una prevalencia media estimada del 24% en mujeres, y de hasta el 30-40% en mujeres de mediana edad.

Existen varios tipos de incontinencia (de esfuerzo, de urgencia, mixta o por rebosamiento). En el caso de las mujeres la incontinencia está muy relacionada con embarazos múltiples, histerectomías o mala forma de suelo pélvico, envejecimiento o partos.

Y aunque no implica un aumento en la mortalidad de las personas que la padecen, sí deteriora significativamente su calidad de vida.

Tal y como señala el doctor José Medina Polo, responsable de la Unidad de Urología Funcional-Femenina de ROC Clinic «la incontinencia limita la autonomía y reduce la autoestima. Sin embargo, solo un 28,4% de quienes la padecen consulta con los especialistas, en parte por vergüenza o por creer que es un proceso normal de la edad o que no tiene importancia».

Segunda razón: solucionar las infecciones de orina recurrentes

Las infecciones del tracto urinario son el segundo motivo más frecuente de atención médica. De hecho, los especialistas estiman que el 40% de las mujeres mayores de 18 años padecerán al menos una infección de orina en su vida.

Entre los factores de riesgo de infecciones urinarias entre mujeres, se incluyen:

Las relaciones sexuales

La utilización de dispositivos intrauterinos (DIU).

La menopausia

Ciertas enfermedades como diabetes mal controlada.

Ahora bien, en algunas ocasiones las infecciones de orina se cronifican, requiriendo estos casos una especial atención por parte del urólogo. Porque se pueden tratar.

«En aquellos casos en los que las infecciones de orina se están repitiendo con varios episodios anuales y se produce un proceso inflamatorio a nivel vesical, se puede recurrir a la inmunoterapia o a las instilaciones», indica el doctor Medina.

Mediante la inmunoterapia, se «intenta fortalecer el sistema inmune de la mujer con infección de orina».

Las instilaciones endovesicales, «ayudan a regenerar la capa protectora de la mucosa vesical que se afecta por las infecciones, y así prevenir que las bacterias vuelvan a invadir las células vesicales», explica el especialista.

Tercera razón: tratar la litiasis urinaria

El doloroso cólico nefrítico es la manifestación clínica más conocida de las piedras en el riñón (litiasis urinaria). Se trata de una patología urológica muy frecuente, con una prevalencia en España del 4,5%. Tiene su pico de máxima frecuencia entre la tercera y la quinta década de la vida.

En cuanto al abordaje terapéutico de la litiasis, los expertos de ROC Clinic señalan que han de tenerse en cuenta factores como la localización de la piedra, su tamaño, su dureza. También factores anatómicos del paciente o enfermedades asociadas para personalizar el tratamiento a cada caso.

Cuarta razón: detectar prolapsos de genitales

El prolapso de vejiga es el descenso de la vejiga a través de la vagina. Los músculos del suelo pélvico no pueden sujetar los órganos que albergan y la vejiga se descuelga de su posición.

Cuando esto ocurre, provoca síntomas urinarios como la incontinencia u obstrucción urinaria, las infecciones de orina o la urgencia para miccionar.

Pero no sólo la vejiga, hay otros órganos pélvicos pueden sufrir este prolapso, como el caso del útero, la vagina o el recto.

Se estima que 1 de cada 3 mujeres presentarán esta patología a lo largo de su vida, siendo algunos de los factores de riesgo la obesidad o los partos vaginales.

Pues bien, esta patología también se puede prevenir y tratar, con una visita al urólogo a tiempo. Un trabajo conjunto entre el especialista en urología, un fisioterapeuta y un ginecólogo permitirá a la paciente recuperar la funcionalidad de su aparato urinario.

Y también recuperar calidad de vida, incluyendo su vida sexual.

Quinta razón: diagnóstico precoz de tumores urinarios

Los cánceres urológicos más comunes en las mujeres son los de vejiga y riñón. Pero también se pueden desarrollar malignidades en los uréteres, la uretra y la glándula suprarrenal.

Los tumores de vejiga tienen como síntomas en una fase temprana la presencia de sangre en la orina, ganas de orinar, miccionar con dolor o escozor, flujo débil de la orina y cambio de color de esta.

El cáncer de vejiga es uno de los cinco tumores con mayor incidencia en España. Según la SEOM, Sociedad Española de Oncología Médica, se estima que se diagnosticará a 22.295 personas en 2022 en nuestro país. De ellas, a 4.303 mujeres.

En cuanto al cáncer de riñón, las estimaciones de la SEOM son que se diagnosticarán más de 8.078 casos de cáncer de riñón en España este año. 2.506 de esos casos se darían en mujeres.

El cáncer de riñón no provoca síntomas en fase temprana y se suelen descubrir de forma accidental a través de síntomas como sangre en la orina, dolor de espalda y en los costados, pérdida de peso injustificada, cansancio constante y fiebre intermitente.

Dada la similitud de algunos de los síntomas de estos dos tumores con los asociados a las infecciones de orina, resulta clave la visita temprana al urólogo nada más detectarlos.

De esta forma, si se trata de una simple infección, el especialista podrá tratarla de manera inmediata y, en el caso de que el diagnóstico detecte la presencia de un tumor, al haberse hecho de manera precoz, el pronóstico será mucho más favorable.

En definitiva, la revisión urológica se plantea también para la mujer como una pieza clave del cuidado de su salud, ya que en esta podrán detectarse a tiempo tumores del aparato urinario, así como numerosas patologías benignas que merman su calidad de vida y que requieren un abordaje multidisciplinar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s