¿Infecciones del tracto urinario? Esto te ayudará a aliviar el dolor

Para las mujeres, esa sensación de ardor cuando orinan usualmente significa una cosa: infección del tracto urinario. Una de cada 5 mujeres sufre por lo menos de una infección como esa, conocida como cistitis, una vez al año. La infección del tracto urinario es menos frecuente en el hombre.

Si te recetan antibióticos asegúrate de terminar la dosis prescrita y mientras sigue estos consejos para cortar la infección y aliviar el dolor. Y nunca está de más que conocer estos 7 síntomas sobre las infecciones urinarias.

Tómalo

Al primer signo de infección prepara una fría y espumosa bebida con bicarbonato de sodio.

Disuelve 1/4 de cucharadita de bicarbonato en 125 ml de agua.

Bebe 2 vasos de agua simple y luego esta mezcla que hace que la orina sea menos ácida, lo que reduce la comezón y el ardor al orinar.

Durante el día bebe un vaso de agua cada hora aproximadamente.

Cuando llenas de agua el tracto urinario desalojas a la bacteria. Entre más agua tomes más diluida es la orina y menos irritante.

¡Arándano al rescate!

No es un cuento de la abuela: una investigación científica ha demostrado que el jugo de arándano ayuda a las mujeres a deshacerse más rápido de estas infecciones. Y no sólo eso, también ayuda a prevenirlas.

No hay nada en el jugo que evite que la bacteria se multiplique, pero contiene una sustancia que le impide adherirse al revestimiento del tracto urinario. Y si la bacteria no se adhiere se eliminará más fácilmente con la orina.

Toma un vaso de 300 miligramos todos los días para prevenir y tratar las infecciones del tracto urinario.

¡Aléjate de estas bebidas!

Evita bebidas cítricas, jugo de tomate, café y alcohol, pues hacen más doloroso el orinar.

Tés sanadores

Haz una taza de té de ajo.  Suena muy desagradable, pero si estás sufriendo de dolor por cistitis probarás cualquier cosa.

El ajo contiene poderosos componentes que matan la bacteria, lo que lo hace ideal para luchar contra los bichos que causan estas infecciones

Pela un par de dientes de ajo frescos y machácalos bien, luego ponlos en agua tibia y permite que se haga la infusión durante 5 minutos.

Para ayudar a tu sistema inmunitario a luchar contra la infección —y estimular la ingesta de fluidos al mismo tiempo— haz té de equinácea.

Usa bolsas de té o al haz una infusión con 2 cucharaditas de raíz cruda en agua caliente. Bebe 3 tazas de este té al día.

Haz un té de apio de monte, un pariente de la zanahoria. Vacía una taza de agua hirviendo en 2 cucharaditas de la raíz picada y seca. Deja hacer la infusión durante 10 minutos, luego cuela y bebe.

Esta hierba de jardín contiene componentes con poderes antiinflamatorios y que matan las bacterias. También es diurético, lo que ayuda a enjuagar el sistema.

Fuente: 1001 remedios caseros. Tratamientos confiables para problemas de salud cotidianos, editado por Selecciones Reader’s Digest.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s