Diferencias entre el síndrome de vejiga dolorosa y la infección de las vías urinarias

El síndrome de vejiga dolorosa, también conocido como cistitis intersticial, es un dolor crónico que afecta la vejiga, el órgano que retiene la orina de los riñones hasta que la orina se transporta hasta la uretra y fuera del cuerpo.

Este síndrome afecta más a mujeres que a hombres. Es más, algunas mujeres tienen síntomas graves que pueden derivar en otros problemas de salud, como la depresión. Además, puede afectar a la vida sexual de la persona que la padece.

Diferencias entre el síndrome de vejiga dolorosa y la infección de las vías urinarias

El síndrome de vejiga dolorosa puede ser difícil de diagnosticar en las mujeres. Según la Oficina para la Salud de la Mujer (OASH, por sus siglas en inglés), a menudo se confunde con una infección de las vías urinarias (UTI), también conocida como infección urinaria. Pero no hay que confundir estos dos problemas.

El síndrome de vejiga dolorosa y las UTI pueden tener algunos de los mismos síntomas, tales como el dolor cerca de la vejiga y la necesidad de orinar constantemente. Sin embargo, las UTI están causadas por gérmenes que ingresan a la vejiga y se tratan con antibióticos, explican estos especialistas. Otra diferencia: el síndrome de vejiga dolorosa no se puede tratar con antibióticos.

Causas del síndrome de la vejiga dolorosa

No está clara la causa exacta del síndrome de la vejiga dolorosa. Hay algunos factores que pueden influir en la aparición de estas dolencias. Por ejemplo, si se ha tenido una infección urinaria, que supone la irritación y el daño del revestimiento de la vejiga o tener otras afecciones, como endometriosis o vulvodinia. Los genes también desempeñan un papel fundamental a la hora de desarrollar el síndrome de vejiga dolorosa. 

Además, los investigadores están estudiando si el síndrome de vejiga dolorosa puede ser una enfermedad autoinmune en algunas mujeres, similar al lupus.

Síntomas del síndrome de vejiga dolorosa

Según la OASH, los síntomas del síndrome de vejiga dolorosa pueden incluir:

  • Dolor o molestia en el abdomen bajo. El dolor puede empeorar cuando se llena la vejiga y puede desaparecer durante poco tiempo cuando orinas y vacías la vejiga.
  • Sensación de que se necesita orinar de inmediato, a menudo o ambos. La mayoría de las personas orinan entre cuatro y siete veces al día. Las personas son síndrome de vejiga dolorosa grave pueden orinar hasta cuarenta veces al día, incluso durante la noche, señalan las autoridades sanitarias.
  • Dolor, presión o sensibilidad en la vejiga, uretra, vulva, vagina o recto.
  • Dolor en los músculos del suelo pélvico, abdomen bajo y en la parte baja de la espalda.
  • El dolor puede empeorar durante el período menstrual.
  • Sentir dolor durante las relaciones sexuales.
  • Úlceras, irritación y sangrado de la vejiga.

Estos especialistas recuerdan que los síntomas pueden ser diferentes de los de otras mujeres, dependiendo de la edad y del período de tiempo en que has tenido síndrome de vejiga dolorosa. Tampoco hay que descartar que estos síntomas aparezcan repentinamente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s