Cómo eliminar los cálculos renales pequeños… y grandes

Las piedras en el riñón, son uno de los problemas más comunes de este órgano, causando dolor y molestias. Aunque es posible aliviar los síntomas, eliminarlas es la mejor opción. Te decimos cómo eliminar los cálculos renales pequeños… y grandes.

¿Por qué salen las piedras en el riñón?

Los cálculos o piedras en el riñón, son masas compuestas de pequeños cristales. Estos pueden aparecer cuando la orina tiene un alto contenido de ciertas sustancias que forman cristales. A lo largo de semanas o meses, estos cristales se convierten en cálculos.

Existen diferentes tipos de cálculos renales, según la sustancia que los forma. Según el tipo, será la causa. Especialistas de Mayo Clinic los clasifican en:

Cálculos de calcio, ya sea de oxalato de calcio (sustancia que produce el hígado, pero también está presente en frutas, verduras, frutos secos y chocolate) o de forma de fosfato de calcio, asociados a trastornos metabólicos y ciertos medicamentos.

* Cálculos de estruvita, formados a partir de una infección de las vías urinarias.

* Cálculos de ácido úrico, asociados a la diarrea crónica o mala absorción, así como una dieta rica en proteínas y padecimientos como la diabetes o síndrome metabólico.

* Cálculos de cistina, presentes en personas con cistinuria, un trastorno hereditario.

El dolor punzante e intenso en los costados y espalda, debajo de las costillas, así como el dolor o ardor al orinar, son los principales síntomas cuando el cálculo se desplaza y aloja en los uréteres. Sin embargo, no son los únicos, existen otros síntomas, así como factores de riesgo.

¿Cómo se eliminan los cálculos renales?

Una vez que se diagnostican los cálculos renales, el tratamiento dependerá del tipo de cálculo y la causa. Cuando son pequeños, no requieren tratamiento invasivo e incluso puedes expulsarlos por la orina… el problema es cuando son grandes.

Estos no sólo causan mayores problemas, como hemorragias o daños en los riñones, además su tamaño impide que puedan expulsarse de forma natural. En esos casos, lo mejor es la intervención médica. Entre los procedimientos que ayudan a eliminarlos se encuentran:

* Ondas sonoras para crear vibraciones fuertes que rompen los cálculos en pequeños pedazos para que puedan expulsarse con la orina.

* Cirugía para extraer los cálculos grandes a través de una incisión en la espalda.

* Endoscopio para extraer los cálculos pequeños alojados en el uréter o riñón.

Pero, sin importar su tamaño, debes llevar seguimiento médico. El especialista dirá si es posible expulsarlos por la orina o es mejor otro tratamiento. Asimismo, si el dolor es muy intenso, se acompaña de náuseas, vómitos, fiebre, sangre en la orina o dificultad para orinar, busca ayuda inmediatamente.   

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s