Síntomas de Cáncer de riñón y vejiga que podrían confundirse con otros padecimientos

El cáncer es una enfermedad que puede afectar cualquier órgano de nuestro cuerpo, incluyendo las vías urinarias. Conoce más sobre el cáncer de riñón y vejiga, los factores de riesgo y síntomas que puedes confundir con otros padecimientos.

Cuando sentimos dolor al orinar o notamos que nuestra orina es rosa, lo primero que pensamos es en una infección urinaria o piedras en el riñón, pero pocas veces lo relacionamos con un problema mayor. Sin embargo, el cáncer es un enemigo silencioso que ataca nuestro cuerpo y cuyas señales pueden confundirse.

Salud180 platicó con la Dra. María Teresa Bourlon, especialista en oncología médica y urología oncológica, sobre los cánceres de riñón y vejiga, dos de los cánceres urológicos más frecuentes, cómo detectarlos y cómo impactan la salud de los pacientes.

Al respecto, la especialista explica que el cáncer de riñón es aquel que se origina dentro del tejido renal, mientras que el de vejiga, generalmente surge en las células que cubren la vejiga por dentro, llamadas urotelio, que también se encuentra en la pelvis del riñón, los ureteros y la uretra.

¿CUÁLES SON LOS FACTORES DE RIESGO PARA EL CÁNCER DE RIÑÓN Y DE VEJIGA?

Tanto el cáncer de riñón como el de vejiga, se presentan con mayor frecuencia en hombres. El primero, se ha asociado a factores como el tabaquismo, obesidad e incluso, en algunos casos, a un estilo de vida sedentario.

Asimismo, existen alteraciones genéticas, como la del gen von Hippel-Lindau, que puede aumentar la posibilidad de cáncer renal, subraya la Dra. Bourlon.

Por su parte, el cáncer urotelial está vinculado al tabaquismo, así como al trabajo en ciertas industrias de pintura. En el caso de algunos cánceres epidermoides de vejiga, podrían tener relación con infecciones crónicas, formación de piedras de forma constante que no se atienden y, en algunos países, con infecciones por parásitos.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE CÁNCER DE RIÑÓN Y DE VEJIGA?

Entre los síntomas iniciales que se presentan con el cáncer de riñón y de vejiga, se encuentra la hematuria o presencia de sangre en la orina, que da como resultado un tono rosa o rojo en este líquido. Lamentablemente, al presentarse en otras afecciones, puede confundirse.

De acuerdo a la especialista, el sangrado aparece porque los cánceres en estos órganos, crecen. Sin embargo, también suele asociarse con causas benignas, como infecciones de vías urinarias o piedras.

Pese a esto, no debe pasar desapercibido, por el contrario, un médico debe ser quien evalúe la situación, para descartar que se trate de la primera manifestación de un tumor a nivel renal o del tacto urotelial. 

Otros síntomas que llegan a presentarse en etapas tempranas, son dolor en la parte de la espalda media o baja, y alteraciones en la micción, como urgencia de orinar, querer ir al baño constantemente o sentir que no se vacía la vejiga por completo.

Finalmente, en etapas más avanzadas es posible la pérdida de peso a consecuencia del crecimiento del tumor y las metástasis, así como dolor donde estas aparecen, como en los huesos u otros sitios.

Para ayudar a confirmar o descartar el diagnóstico, debemos acudir con un especialista. Entre las pruebas básicas que pueden realizarse para distinguir al cáncer de otras condiciones, se encuentra el examen general de orina, que no sólo identifica la presencia de sangre, sino de células inflamatorias que refieran a una infección.

Por otro lado, el urocultivo permite saber si hay crecimiento de alguna bacteria. Asimismo, en ocasiones se hacen exámenes de imagen, como ultrasonido o tomografía, para identificar si existe una lesión tumoral que esté explicando el cuadro del o la paciente.

¿CÓMO SE TRATA EL CÁNCER DE RIÑÓN?

Al igual que con cualquier cáncer, el tratamiento es personalizado y dependerá de la etapa en que se encuentre. De acuerdo a la Dra. Bourlon, en el cáncer de riñón, el tratamiento más efectivo y curativo en etapas tempranas es la cirugía. Dependiendo el caso, puede quitarse sólo una parte del riñón o retirarlo todo.

Cuando hay metástasis en otros órganos, existe la inmunoterapia, que trabaja despertando el sistema de defensas del paciente contra el tumor. Otra estrategia muy efectiva, es una terapia tomada, conocida como terapia blanco o inhibidores de la tirosina cinasa.

Su objetivo es disminuir la formación de vasos sanguíneos dentro del tumor, lo que la hace una excelente opción, junto con la inmunoterapia.

¿CÓMO SE TRATA EL CÁNCER DE VEJIGA?

El tratamiento del cáncer de vejiga también dependerá de su ubicación y etapa. Si se encuentra muy localizado y superficial, se puede optar por una cirugía con un raspado interno de la vejiga, logrando un muy buen resultado en algunos pacientes si se realiza de manera temprana.

Si la enfermedad ya invadió otras capas, en especial la muscular que permite el vaciamiento de la vejiga, es necesario hacer una cistectomía. En esta cirugía se quita la vejiga, por lo que se debe hacer una reconstrucción de la vía urinaria.

De no realizarse la cistectomía, la radiación puede ser efectiva. Asimismo, la quimioterapia tiene un papel clave cuando hay invasión en la capa muscular, pues ayuda al control de la enfermedad a futuro y posibles recaídas.

Si ya hay metástasis, lo ideal es iniciar con quimioterapia, pero, según la especialista, a estos pacientes, después de responder a quimioterapia, lo ideal es darles mantenimiento con inmunoterapia.

Definitivamente, detectar y tratar a tiempo estos cánceres, es fundamental, pues en etapas tempranas la cirugía es curativa al extirpar todo el tumor.

Afortunadamente, aunque antes se consideraba que cuando había metástasis no era curable, con las terapias modernas algunos pacientes logran la desaparición de todas las lesiones visibles. Sin embargo, es necesario mantener la vigilancia.

¿CÓMO REDUCIR EL RIESGO DE CÁNCER DE RIÑÓN O DE VEJIGA?

Atacar los factores de riesgo, es la principal forma de reducir las posibilidades de presentar cáncer. En el caso del que afecta al riñón y la vejiga, la Dra. Bourlon recomienda no fumar, mantener un peso sano y llevar un estilo de vida saludable.

Sumado a esto, aconseja tratar de evitar la exposición al humo de leña o exposiciones laborales a la pintura o barnices. En el caso de los tintes de pelo, antes se asociaban a un mayor riesgo de estos cánceres, pero hoy se tiene una menor exposición a tóxicos cuando se tiñe el pelo.

Finalmente, tratar de forma temprana las infecciones de vías urinarias y piedras del riñón, también es importante.

Todos estamos en riesgo de sufrir cáncer, tanto de riñón y vejiga, como de otros órganos. Por lo tanto, escuchar a tu cuerpo, siempre será fundamental, ante algún síntoma de alerta, no lo dejes pasar y acude al médico para descartar cualquier problema y darle el tratamiento oportuno.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s