Desarrollan un método pionero para seguir la progresión del cáncer de próstata

Investigadores del Cold Spring Harbor (CSHL), en Estados Unidos, han desarrollado un método pionero para seguir la progresión del cáncer de próstata en ratones, desde su nacimiento hasta su propagación a otros tejidos. Este enfoque permite estudiar los orígenes del cáncer de próstata en un contexto más realista que el que permiten los métodos tradicionales.

El profesor asociado del Laboratorio de Pavel Osten y el profesor Lloyd Trotman, del CSHL, han desarrollado una nueva forma de estudiar la historia de la vida del cáncer de próstata en ratones. Combinaron su experiencia en la obtención de imágenes de todo el órgano y el cáncer de próstata para rastrear cómo las células del cáncer de próstata se convierten en tumores y se propagan a otros órganos.

Este método permite a los científicos estudiar el comportamiento y las propiedades del cáncer de próstata, por primera vez, en un entorno que imita con precisión la enfermedad en la vida real. El estudio, ha publicado en la revista ‘Cell Reports’, ha sido dirigido por Julian Taranda, antiguo postdoctorado en el laboratorio de Osten.

Los tumores naturales suelen originarse a partir de una sola célula que se estropea. Sin embargo, los tumores sintéticos cultivados en ratones de laboratorio suelen originarse a partir de millones de células en lugar de una sola.

Trotman afirma que este proceso no refleja con exactitud cómo suele empezar el cáncer. «Si piensas en el cáncer de piel el desencadenante será una célula que haya sufrido irradiación UV, no toda la piel en general», explica.

El nuevo enfoque descrito por Osten y Trotman utiliza una técnica más adaptada para estudiar el cáncer de próstata en sus primeras etapas. Utiliza un virus para transformar tan sólo una célula normal de la próstata de un ratón en una célula cancerosa. Esta única célula cancerosa puede localizarse mediante una técnica de microscopía denominada tomografía de dos fotones en serie de todo el órgano.

El aparato de tomografía está totalmente automatizado. Toma una imagen de todas las células de la capa superior de un órgano, corta ese trozo, toma imágenes de lo que hay en la siguiente capa y repite el proceso hasta haber fotografiado todo el órgano. A continuación, mediante un programa de inteligencia artificial, la máquina crea una reconstrucción en 3D del órgano, con una resolución unicelular.

Osten afirma que esto es importante porque «en las últimas fases del cáncer, hay una gran cantidad de células cancerosas y es fácil encontrarlas. En la fase inicial, puede haber muy pocas células en el órgano. Así que buscar con los métodos tradicionales es realmente doloroso porque hay que cortar y buscar y encontrar».

Los investigadores pudieron seguir la progresión de las células del cáncer de próstata desde su nacimiento hasta 20 días después, cuando empezaron a extenderse por el órgano. Más tarde, estas células fugitivas empezaron a migrar al hígado e, inesperadamente, al cerebro.

Los científicos esperan que este nuevo y versátil método ayude a abordar cuestiones inexploradas sobre los primeros pasos del crecimiento del cáncer y su huida a otros órganos, sea cual sea su origen.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s