Incontinencia urinaria, el problema del que nadie habla

Aunque la incontinencia urinaria afecta con gran frecuencia a los mayores del hogar, tanto a hombres como a mujeres, no es exclusivo de la tercera edad, puesto que algunas personas jóvenes pueden tener padecerla por diversas razones.

A la pérdida involuntaria de orina —que puede ir de desde un goteo hasta una gran cantidad de líquido— se le conoce como incontinencia urinaria. Según el Reporte de Higiene y Salud 2018-2019 de Essity, en el mundo hay más de 400 millones de personas que la padecen; en México, 1 de cada 4 mujeres la tiene, y 1 de cada 8 hombres presenta el síntoma.

Este síntoma no solo afecta a las personas mayores o a un género en específico aunque las mujeres tienen más probabilidades de sufrir incontinencia de esfuerzo. El embarazo, el parto, la menopausia y la anatomía femenina normal dan cuentas de esta diferencia.

Pero tanto hombres como mujeres jóvenes se llegan a aislar socialmente debido al estrés de perder el control de su vejiga en público, explica Marcos Acosta, ginecólogo de TENA, quien precisó que en México 1 de cada 4 mujeres y 1 de cada 8 hombres tienen algún nivel de incontinencia urinaria. Pese a que la cifra es elevada, pocas personas lo hablan por pena.

Causas

Las causas más frecuentes de incontinencia urinaria en hombres son:

  • Edad (A medida que se envejece los músculos de la vejiga y la uretra pierden fuerza)
  • Obesidad
  • Diabetes
  • Afectaciones de la próstata
  • Enfermedades relacionadas con la vejiga

En el caso de las mujeres los escapes urinarios son más comunes y se deben a:

  • Nacimiento de los hijos por parto
  • Diabetes
  • Sobrepeso
  • Cambios hormonales
  • Enfermedades relacionadas con la vejiga
  • Menopausia

El consumo de tabaco también aumenta el riesgo de padecerla. También hay más riesgo si en la familia existe un familiar cercano que la tenga, en especial si es la incontinencia imperiosa.

Tipos de incontinencia urinaria

Existen cuatro tipos de incontinencia: de esfuerzo, de urgencia, mixta y por rebosamiento. Una vez que se diagnostica se debe realizar una rutina que combina la utilización de productos de absorción y estrategias de higiene además del acompañamiento de consultas médicas.

La incontinencia por esfuerzo ocurre cuando se realiza cualquier actividad que haga presión en la vejiga, ya sea al toser, estornudar, brincar o cargar peso. Dicho esfuerzo causa que los músculos del suelo pélvico no se contraigan lo suficiente.

La incontinencia de urgencia también se conoce como vejiga hiperactiva. Esta se presenta cuando se tiene un deseo repentino y urgente de orinar, lo que causa la pérdida involuntaria de orina.

La incontinencia mixta es la combinación entre la de esfuerzo y la de urgencia. Puede aparecer cuando se realizan actividades que requieren esfuerzo o cuando la frecuencia urinaria aumenta, pero se reduce la cantidad de orina.

Mientras que la incontinencia por rebosamiento aparece cuando la vejiga acumula un gran volumen de orina y aumenta presión en el cuello vesical, que termina cediendo ante el peso de la uretra.

Prevención

La incontinencia urinaria no siempre puede prevenirse, pero se puede disminuir el riesgo mediante estas acciones:

  • Mantener un peso saludable
  • Practicar ejercicios del suelo pélvico
  • Evitar alimentos que irriten la vejiga (cafeína, alcohol, gaseosas, chocolate)
  • Ingesta de fibra para prevenir el estreñimiento, una causa de incontinencia urinaria
  • Dejar el hábito de fumar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s