El 45% de los casos de cáncer de próstata se diagnostica tarde

A pesar de su impacto, el cáncer de próstata todavía es una enfermedad en donde los pacientes no cuentan con información suficiente sobre los exámenes de detección, experimentan retrasos para conseguir una cita con médicos especialistas, diagnósticos y barreras para acceder a un tratamiento adecuado.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en las Américas se diagnostican alrededor de 413.000 casos nuevos de cáncer de próstata al año. En ese mismo periodo mueren aproximadamente 85.000 pacientes y 1 de cada 7 hombres será diagnosticado con cáncer de próstata en el transcurso de su vida. En Argentina, según las estadísticas del Instituto Nacional del Cáncer (INC), se diagnostican por año más de 11 mil casos, registro que representa el 20% de todos los tumores malignos en varones y el 9% de la totalidad de cánceres del país.

Como parte de las iniciativas de la campaña #FacilitarLaRuta, liderada por el Movimiento Latinoamericano contra el Cáncer de Próstata (MOLACAP), el 15 de julio se llevó a cabo el evento virtual “Pacto Latinoamericano contra el Cáncer de Próstata”. En este espacio, diferentes actores del sector salud se reunieron para evidenciar la importancia de mejorar la atención del cáncer de próstata, dar voz a los pacientes y sensibilizar a los tomadores de decisión y a la sociedad en general sobre las barreras de acceso existentes en la atención de esta enfermedad.

“La voz del paciente es insustituible. Los pacientes deben tener el timón de su viaje por el sistema de salud y es su voz la que debe concientizar a los tomadores de decisión sobre las brechas que existen para alcanzar una atención de calidad. Por esta razón creamos la campaña #FacilitarLaRuta y realizamos este evento, porque pese a los avances en tratamientos y cuidados paliativos, la principal barrera de acceso con la que se encuentran los pacientes es la inequidad en los sistemas de salud”, explica Leticia Aguiar Green Coordinadora de MOLACAP.

La próstata es una glándula del aparato reproductor masculino que se ubica por debajo de la vejiga y por delante del recto. Contiene células que producen parte del líquido seminal que protege y nutre a los espermatozoides. Su tamaño puede cambiar a medida que el hombre envejece. El cáncer en ese órgano se origina por la malignización de ciertas células prostáticas.

La Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (LALCEC), que este año cumple sus 100 años de existencia, insiste en la importancia de los estudios médicos que pueden detectar de forma temprana este tipo de cáncer y abordar a tiempo la enfermedad. Según el MOLACAP, en la región más del 65% de los casos son detectados en etapas avanzadas.

“Al tratarse de una patología inicialmente asintomática, el diagnóstico precoz en este tipo de cáncer es de suma importancia ya que permite elevar las tasas de éxito en la remisión y sobrevida del paciente”, sostuvo en diálogo con este medio el doctor Juan Sade, jefe de la Unidad Genitourinaria del Instituto Alexander Fleming. “Nunca se debe esperar a tener síntomas específicos ya cuando esto sucede generalmente conlleva tratamientos más agresivos y disminuyen las chances de curación”, aseveró.

Los exámenes para detectar el cáncer de próstata en estadios tempranos consisten en la realización de un análisis de sangre para medir el Antígeno Prostático Específico (PSA) y en un examen digital a través del recto. El diagnóstico definitivo se determina a través de una biopsia prostática.

“Si bien en la población general se recomienda comenzar con los controles preventivos con PSA (antígeno prostático específico) y tacto rectal a partir de los 50 años, en pacientes con antecedentes familiares es aconsejable comenzar a los 40 años”, indicó el doctor Gustavo Villoldo, subjefe del Servicio de Urología del mismo insituto.

En 2020, en el contexto de pandemia y cuarentena, las consultas urológicas disminuyeron cerca de un 50%, tal como publicaron la Sociedad Argentina de Urología (SAU) y la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC), por lo que no hay tiempo que perder, es indispensable que se retomen las consultas médicas, los controles y que no se interrumpan los tratamientos de ninguna enfermedad, pero mucho menos las oncológicas.

En países como Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Guatemala, Costa Rica y México, la experiencia del paciente, su calidad y expectativa de vida dependen de su capacidad adquisitiva, de su ubicación geográfica y del sistema de salud al que pertenecen. Sin embargo, todos los pacientes merecen las mismas oportunidades de acceso.

“Si bien es importante que los pacientes sean sensibles y conscientes de su rol dentro de este camino, se necesita que el sector salud facilite el proceso de prevención y diagnóstico. Teniendo en cuenta, a su vez, que los largos tiempos de respuesta limitan las opciones terapéuticas y deterioran la calidad de vida de los pacientes, permitiendo que la enfermedad pueda avanzar hasta una etapa metastásica”, afirma Mayra Galindo Leal, directora de la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer.

Adicionalmente, los periodos cortos de atención en las consultas, la falta de continuidad en la relación con el médico tratante, la saturación del sistema, la poca capacitación del personal médico y la escasez de insumos para realizar diagnósticos tienen un impacto negativo en la experiencia del paciente, el curso de la enfermedad y la expectativa de vida de este.

“Con este tipo de espacios, buscamos informar y dar una voz a los hombres latinoamericanos, para que incluso antes de ser diagnosticados, entiendan cómo pueden prevenir y tratar a tiempo esta enfermedad”, explica Ana Patricia Chavarría, directora ejecutiva de la Asociación Pro Prevención y Lucha contra el Cáncer de Próstata (APRECAP).

Un diagnóstico temprano ofrecerá más alternativas terapéuticas que se verán reflejadas en una tasa de supervivencia más alta. “Queremos que cuidadores y profesionales de la salud tengan un rol más activo en el diagnóstico y manejo de nuestra condición y eliminen las diferencias entre la que debería ser la experiencia de una persona con cáncer de próstata y cuál es su realidad a la hora de tratarla”, concluye Cuauhtémoc Morán, paciente de cáncer de próstata.

#FacilitarLaRuta es un esfuerzo de las asociaciones de pacientes por demostrar que el paciente de cáncer de próstata puede tener múltiples alternativas y una tasa alta de supervivencia. Sin embargo, es una tarea de legisladores, profesionales de la salud y, en general, de los actores del sector salud de garantizar un mejor tránsito de los pacientes con esta enfermedad, vinculándose a través de acciones que cambien el tratamiento de cáncer de próstata en cada uno de sus países.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s