De qué manera la diabetes afecta a los riñones

Tenemos dos riñones. Son órganos vitales de nuestro cuerpo. Se encargan principalmente de filtrar desechos y el exceso de agua en sangre en forma de orina, además de ayudar a controlar la presión arterial y de producir las hormonas que el cuerpo necesita para mantenerse sano.

El catedrático de Medicina y miembro de la Sociedad Española de Diabetes (SED), Pedro de Pablos-Velasco, explica que la diabetes mellitus es uno de los principales factores de riesgo de enfermedad renal, aquella que tiene lugar cuando los riñones se dañan y no pueden filtrar la sangre correctamente.

La Asociación Americana de Diabetes explica en este sentido que en los riñones hay millones de pequeños vasos sanguíneos que actúan como filtros, y a medida que la sangre fluye por los vasos sanguíneos los desechos son filtrados y pasan a ser parte de la orina.

 “Las sustancias útiles como proteínas y glóbulos rojos son demasiado grandes para pasar por los agujeros en el filtro y permanecen en la sangre. La diabetes puede dañar este sistema. Un alto nivel de glucosa en la sangre (hiperglucemia) hace que los riñones filtren demasiada sangre. Todo este trabajo adicional afecta los filtros. Después de muchos años empiezan a tener fugas y se pierde proteína útil en la orina. La presencia de una pequeña cantidad de proteína en la orina se denomina ‘microalbuminuria’“, detalla.

 Así, y cuando se diagnostica la nefropatía en las fases iniciales, durante la microalbuminuria, dice que hay varios tratamientos que pueden prevenir un empeoramiento.

“Cuando se detecta la nefropatía en las fases avanzadas, durante la macroalbuminuria (presencia de una mayor cantidad de proteína en la orina), por lo general resulta en insuficiencia renal o insuficiencia renal en etapa final. Con el tiempo, el estrés del funcionamiento excesivo hace que los riñones pierdan su capacidad de filtración, llegando a producirse al final el fallo renal, una situación muy grave por la que se suele precisar de un trasplante de riñón, o de que se filtre la sangre con una máquina (diálisis)”, agrega.

Así, el doctor Pablos -Velasco reconoce que la nefropatía diabética es esa alteración de la estructura y de la función renal debida a la hiperglucemia, provocada por la diabetes. Desde la Asociación Americana de Diabetes apostillan que, además, muchas personas con diabetes tienen presión arterial alta, lo que también puede dañar los riñones.

Según destaca el miembro de la SED, es muy frecuente que haya diabéticos con enfermedad del riñón: “Desafortunadamente no existe un registro nacional de esta patología pero en términos generales en nuestro país alrededor del 30% de los pacientes con diabetes tipo 1, y un 25% de los pacientes con diabetes mellitus tipo 2, presentan esta complicación”.

Durante muchos años es asíntomatica. “En fases muy avanzadas son los síntomas tipicos de la insuficiencia renal”, según advierte el también jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín y profesor de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

¿CÓMO EVITAR ESE DAÑO EN LOS RIÑONES EN LAS PERSONAS DIABÉTICAS?

   El catedrático en Medicina subraya que con un control adecuado de la glucemia y de los otros factores de riesgo como la hipertensión arterial, la dislipemia y la obesidad se puede evitar que las personas diabéticas dañen a sus riñones. A su vez, hace hincapié en la importancia de un diagnostico precoz. “Dado que es una complicación que cursa durante muchos años de manera silente es fundamental su detección precoz en atención primaria o especializada”, subraya.

En concreto, el NIDDK norteamericano (Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón) afirma en este punto que anualmente deben realizarse un análisis de orina y de sangre quienes tengan diabetes tipo 2 o hayan tenido diabetes tipo 1 más de 5 años.

Esta institución advierte igualmente que también es más probable que se tengan problemas de los riñones si se tiene diabetes y fuma, no se sigue el plan de alimentación para la diabetes, se comen alimentos con alto contenido de sal, no hacen actividad física, tienen sobrepeso, problemas de corazón o antecedentes familiares de fallo renal.

“La mejor manera de prevenir la enfermedad de los riñones causada por la diabetes es tratando de mantener sus niveles de azúcar en la sangre y presión arterial bajo control. Seguir hábitos saludables en el estilo de vida y tomar sus medicinas como se lo indique su proveedor de atención médica. Esto puede ayudarle a alcanzar sus niveles ideales y a mejorar su salud en general”, subraya el NIDDK.

Mientras, la Clinica Universidad de Navarra afirma sobre el pronóstico de la enfermedad que “la aplicación de las medidas farmacológicas”, así como de otras vías, han permitido en los últimos años “mejorar el control de la diabetes y de la hipertensión arterial”. “En los casos de insuficiencia renal, los avances se han producido fundamentalmente en el trasplante renal, que actualmente permite en muchos pacientes muchos años de independencia de sistemas de diálisis con menor tasa de rechazos gracias a nuevos fármacos inmunosupresores”, asegura la institución navarra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s