4 lesiones que puede sufrir la zona íntima masculina

“No hay nada a lo que le tema más un hombre que a una lesión de pene, a pesar de que esta parte del cuerpo no tiene hueso, sí pueden sucederle una serie de lesiones muy dolorosas y horribles, por eso a continuación te decimos 4 lesiones que puede sufrir la zona íntima masculina.

Las lesiones no tienen que ser necesariamente durante el sexo, corriendo, jugando futbol, basquetbol o recibiendo un duro golpe por cualquier circunstancia también pueden provocar una dolorosa lesión.

Recibir un fuerte impacto en la zona íntima masculina puede significar un dolor inexplicable que casi siempre desencadena en una urgente visita al hospital, a continuación te mostramos las 4 lesiones que puede sufrir la zona íntima masculina:

Fractura de pene

Una fractura de pene es diferente a otras fracturas en el cuerpo porque el pene no tiene huesos. Durante una erección, el pene se hincha de sangre que llena dos cilindros (cuerpo cavernoso). Si un pene hinchado se dobla de repente o con fuerza, el traumatismo puede romper el revestimiento exterior de uno de los dos cilindros (túnica albugínea). Esto puede provocar una fractura de pene.

El traumatismo es causado más a menudo por relaciones sexuales, como cuando el pene se desliza fuera de la vagina y es empujado accidentalmente contra la pelvis. Pero una fractura de pene también puede ocurrir debido a la masturbación agresiva.

Contractura

Es fácil detectarlo, si un día te levantas con un bulto junto a la base del pene que molesta, seguramente sea una contractura. Generalmente suele ocurrir cuando se ha forzado la pelvis o se ha golpeado contra algo, por ejemplo durante el sexo. Es muy común que una contractura ocurra después de tener relaciones durante mucho tiempo y muy bruscamente en algunas posturas. Los huesos de la cadera de la mujer al golpear con la ingle pueden producir una lesión.

Torsión testicular

No es muy frecuente, ocurre a uno de cada 4 mil hombres. La edad más común es la adolescencia, entre los 15 y los 16 años, pero también puede ocurrir en niños y adultos.

Los testículos contienen el líquido seminal que llega por unos conductos que lo transportan. Así mismo, también tienen unos vasos sanguíneos que van a través del cordón espermático desde la cavidad abdominal hasta el escroto. En ocasiones, estos vasos se torsionan, se giran o se retuercen. Puede ocurrir haciendo deporte, corriendo o en bicicleta. Cuando esto pasa se bloquea el flujo sanguíneo, las venas y las arterias.

Los médicos no saben bien la razón de que eso ocurra, en ocasiones simplemente pasan sin que nada lo provoque. Se recomienda usar ropa interior que recoja los genitales o pantalones ajustados.

Priapismo

El priapismo es la erección persistente del pene que no se debe al deseo o estimulación sexual.

El priapismo no es un problema excesivamente frecuente. En general se reportan 1.5 casos por cada 100 mil hombres en un año. En los varones de entre 40 y 50 años esta incidencia aumenta hasta 2.9 casos por cada 100 mil hombres en un año. Puede suceder también en niños, fundamentalmente por una enfermedad genética de la sangre denominada drepanocitosis.

Hay múltiples causas que pueden producir priapismo, entre ellas el uso de drogas. Para evitar el priapismo, se recomienda no utilizar ningún tipo de drogas y, sobre todo, no inyectar sustancias sin indicación médica en el pene.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s