Una dieta saludable ayuda a prevenir el cáncer de próstata

Utilizando los datos de un estudio realizado en Montreal entre 2005 y 2012, un equipo del Institut National de la Recherche Scientifique INRS de Canadá ha demostrado una relación entre la dieta saludable y una ayuda a la prevención del cáncer de próstata.

Entre otros factores de riesgo, cada vez más estudios apuntan a la dieta como un factor importante en el desarrollo del cáncer de próstata, como lo es para las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y la obesidad.

En su trabajo, publicado en la revista ‘Nutrients’, los investigadores basaron su análisis en tres perfiles dietéticos principales: una dieta saludable, una dieta occidental salada que incluye alcohol y una dieta occidental rica en azúcar con bebidas.

El primer perfil se inclina fuertemente hacia las frutas, vegetales y proteínas vegetales como el tofu y las nueces. La dieta occidental salada con alcohol incluye más carne y bebidas como la cerveza y el vino. El tercer perfil es rico en pasta, pizza, postres y bebidas carbonatadas azucaradas. El estudio tuvo en cuenta la edad, el origen étnico, la educación, la historia familiar y la fecha de la última prueba de cáncer de próstata.

Encontraron una relación entre una dieta saludable y un menor riesgo de cáncer de próstata. Por el contrario, una dieta occidental con dulces y bebidas se asociaba con un mayor riesgo y parecía ser un factor de formas más agresivas de cáncer. El estudio no mostró ninguna relación clara entre una dieta occidental con sal y alcohol y el riesgo de desarrollar la enfermedad.

Alejándose del enfoque típico utilizado en los estudios epidemiológicos, que consiste en observar un nutriente o grupo de alimentos a la vez, los investigadores reunieron datos de un perfil dietético más amplio.

“No es fácil aislar el efecto de un solo nutriente. Por ejemplo, los alimentos ricos en vitamina C, como los cítricos, promueven la absorción del hierro. El calcio se encuentra a menudo en los productos lácteos, que también contienen vitamina D. Nuestro enfoque más específico tiene en cuenta esta sinergia para producir resultados más significativos que las autoridades de salud pública pueden utilizar para formular recomendaciones. En lugar de contar con un alimento milagroso, la gente debería mirar su dieta en general\”, explica la líder del estudio, Karine Trudeau.

\”Durante mucho tiempo hemos sospechado que la dieta podría desempeñar un papel en el desarrollo del cáncer de próstata, pero era muy difícil determinar con precisión los factores específicos en juego. Este estudio es significativo porque mira los hábitos dietéticos en su conjunto. Hemos descubierto evidencia que, esperamos, pueda ser utilizada para desarrollar estrategias de prevención del cáncer de próstata, el cáncer más común entre los hombres en Canadá y en muchos otros países\”, comenta otra de las autoras, Marie-Élise Parent.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s