Arándanos rojos para prevenir la cistitis: de la verdad al mito, según los expertos

La cistitis, como término médico, hace referencia a la inflamación de la vejiga.

Esta afección, en la mayoría de veces, está causada por una infección bacteriana y puede llegar a ser dolorosa y molesta. Uno de los tratamientos más frecuente es el consumo de arándano rojo, que frena la infección urinaria, además de prevenir que se extienda a otras partes del cuerpo, donde podrá provocar graves efectos. Estos se pueden tomar en cápsulas, zumo, concentrado o jarabe. Aunque siempre deberás consultar a un especialista y será él quien te diga cómo tienes que actuar.

¿Cómo se produce la cistitis?

La cistitis es un tipo de infección que se produce en el tracto urinario y, más específicamente, en la vejiga. Estas infecciones están provocadas por la presencia y la proliferación de microorganismos en una determinada zona. Por tanto, su invasión en los tejidos lo que hace es provocar lesiones, así como liberar toxinas que pueden resultar nocivas para el organismo. Dependiendo de dónde se produzca, podemos hablar de infecciones altas o bajas. Si se localiza en la vejiga -cistitis, en la próstata -prostatitis- o si sucede en la uretra, hablaremos de una infección del tracto urinario baja. Si, por su parte, la infección afecta a los riñones nos referiremos a una infección alta.

La infección urinaria es una de las más comunes en nuestro país, por detrás de la respiratoria. Además, suele ocurrir más entre las mujeres, ya que son quienes tienen el aparato reproductivo más expuesto, y su incidencia es mayor en mujeres de avanzada edad. A los 17 años, con el inicio de la edad sexual, la cistitis recurrente es más frecuente. Durante la época fértil de la mujer esta se mantiene en cifras elevadas y se incrementan durante la menopausia, debido al cambio en la flora vaginal durante esos meses. Por tanto, a mayor edad tendrás más posibilidades de sufrir alguna infección urinaria.

El responsable de la mayoría de casos, un 75 por ciento más o menos, es la bacteria E. Coli. Esta se une a la pared vaginal a través de unos pelos o filamentos que producen una serie de toxinas que son las responsables de los síntomas básicos, como picor, dolor al orinar, escozor… La contaminación de la E. Coli suele producirse por el contacto de la zona con las heces, por ello es muy importante limpiarse bien al terminar de orinar. Además, este tipo de patologías aparecen más durante los meses de verano, debido a la humedad posterior a los baños en la piscina o en la playa.

Sus síntomas

Los síntomas de la cistitis son variados: presión en la parte inferior de la pelvis, dolor o escozor al orinar, necesidad de ir al baño con frecuencia, micciones escasas, necesidad de orinar durante la noche, orina turbia o acompañada de sangre y, también, tener relaciones sexuales dolorosas. Los casos más leves pueden curarse sin ningún medicamento. Pero, en la mayoría de ocasiones, es necesario suministrar algún antibiótico para evitar que la infección vaya a más. Aún así, existen distintos tratamientos naturales para tratar la cistitis, como la gayuba, el buchú o el aceite de orégano. Sin embargo, para su prevención, una opción muy recomendable será tomar arándanos rojos, tanto en zumo o de forma natural.

El arándano rojo, muy recomendado

Los componentes que tiene este fruto hacen que la capacidad de las bacterias para adherirse al tracto urinario se vea reducida considerablemente. Por tanto, las probabilidades de colonización de la bacteria serán menor. Además, los arándanos tienen un contenido muy bajo en azúcares y muy elevado en antioxidantes y vitaminas. Como la Vitamina C, A, los Betacarotenos y los compuestos fenólicos. También, destaca su contenido en fibra soluble, por lo que se aconseja consumir cuando deseamos reducir los niveles de colesterol en nuestro organismo.

Lo mejor será consumir los arándanos con frecuencia; por lo menos, una vez al día. Además, podrás hacerlo al natural o en zumo. También existen complementos alimenticios que garantizan las dosis más adecuadas para evitar la incidencia de infecciones urinarias. Aún así, será recomendable en caso de infección, tomar dos cápsulas de arándano rojo tres veces al día antes de cada comida. Una vez superada la infección, podrás seguir con una o dos cápsulas al día durante dos o tres meses para evitar el riesgo de recaídas.

Como explica la Dra. Vara Lado, antes de iniciar cualquier tratamiento se deberá acudir a un especialista, quien realizará los análisis recomendados. Una vez con las pruebas en la mano, este podrá indicarte el mejor tratamiento. “Aún así, la paciente podrá aliviar los síntomas utilizando vapores que lleguen a la uretra. Lo mejor serán los calores en la zona suprapúbica a través de una manta eléctrica o de cualquier otro elemento que proporcione calor”, explica la doctora. “También, será muy recomendable consumir arándano rojo gracias a su gran potencial para prevenir las repetidas infecciones urinarias. Además, los podrás encontrar en líquido o encapsulados”, añade la especialista.

Desde el Centro de Información de la Cistitis, también recomiendan el arándano rojo americano para prevenir esta afección. Además, especifican que el Instituto Cochrane, integrado en el Servicio de Epidemiología Clínica y Salud Pública del histórico Hospital de Sant Pau, recomienda la ingesta continuada de extracto concentrado de arándano rojo americano en caso de síntomas en las vías urinarias. El fruto no tiene contraindicaciones ni tampoco efectos secundarios descritos. “Por ello, es ideal como tratamiento prolongado, en aquellas personas que tienen molestias”, apuntan desde el Instituto.

El Dr. Fernández Arjona explica que el arándano se trata de un producto que no es un antibiótico, sino que es “una sustancia que fundamentalmente actúa impidiendo la adhesión de las bacterias”. Y apunta: “el arándano rojo debe ser estandarizado, ya que esta nos da una garantía respecto a la calidad del fruto que estamos tomando y nos permitirá tener unos resultados más satisfactorios”. Respecto a su eficacia, el doctor explica que en la mayoría de casos el arándano resuelve las infecciones urinarias por repetición, “aunque es cierto no en toda; su eficacia es del 60 o 70 por ciento”. Además, apunta que el arándano rojo se deberá tomar durante un largo periodo de tiempo, entre seis o siete meses.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s