3 beneficios de la donación de riñones

Los trasplantes siguen siendo un tema con muchos mitos circulando a su alrededor y las donaciones de riñón no se quedan atrás. Algunas veces estos mitos hacen que la gente no quiera saber nada sobre el procedimiento. Sin embargo, a pesar de ser un tópico que genera muchas dudas, existen beneficios de esta operación.

El 12 de marzo se festeja el día mundial del riñón, que tiene por objetivo promover y difundir la importancia de la prevención y atención de la enfermedad renal.

La iniciativa World Kidney Day informa que 850 millones de personas están afectadas por la enfermedad renal en todo el mundo y que la Enfermedad Renal Crónica será la quinta causa más común de muerte prematura para 2040.

Hay que recordar que los riñones filtran alrededor de media taza de sangre por minuto, eliminando los desechos y el exceso de agua para producir orina, por lo que son de suma importancia para la buena salud de una persona.

¿Cuáles son los beneficios que puede tener la donación de riñón?

Hay cosas buenas de ser un donador vivo; Por ello, aquí te dejamos tres beneficios de la donación de riñón:

1) Salvas vidas: O las mejoras drásticamente. De acuerdo con la escuela de medicina de la Universidad Johns Hopkins, la supervivencia a largo plazo mejora notablemente entre los pacientes que reciben un riñón de un donante en comparación con los pacientes que permanecen en diálisis.

2) Hay poco o nada de tiempo de espera: En palabras del portal especializado UPMC Trasplant Services, el trasplante de riñón de donante vivo puede realizarse antes, lo que brinda a los receptores una forma de evitar tiempos de espera de trasplante de uno a cuatro años.

3) Funcionan casi de inmediato: La American Tlansplant Foundation señala que un riñón o hígado de un donante vivo generalmente funciona inmediatamente en el receptor, por lo que puede volver a sus actividades normales. Además, no te afectará en lo absoluto, pues el equipo de atención médica del donante potencial se dedica exclusivamente al donante y a asegurarse de que él o ella viva una vida normal y saludable después de la donación.

El National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases informa que esto es lo que sucede: Durante la cirugía de trasplante, se coloca el riñón sano de un donante en el cuerpo del paciente. El nuevo riñón donado hace el trabajo que solían hacer los dos riñones. Después del trasplante, el paciente deberá tomar medicamentos todos los días para asegurar que su sistema inmunitario no rechace el nuevo riñón.

Resulta importante mencionar que de manera crucial, la enfermedad renal es prevenible y la progresión a la enfermedad renal en etapa terminal se puede retrasar con el acceso apropiado a diagnósticos básicos y tratamiento temprano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s