La práctica del sexo y el coronavirus

Por si te lo has estado preguntado estos días, en principio, la enfermedad causada por el COVID-19 no es de transmisión sexual o ETS. Tal y como explica la OMS, una persona puede contraerla por contacto con otra que esté infectada por el virus, en este caso, a través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala.

Estas minúsculas gotas caen sobre los objetos y superficies alrededor de las personas infectada, de modo que aquellos que tocan esos objetos y superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca, pueden contraer la enfermedad.

También te puedes contagiar si inhalas las gotículas que haya esparcido una persona con COVID-19 al toser o exhalar. Por eso es importante mantenerse a más de un metro de distancia de una persona que se encuentre enferma.

Es cierto que hasta ahora no se ha podido comprobar que el coronavirus se pueda transmitir a través de los fluidos sexuales, pero, como resulta obvio, el hecho de que no se transmita mediante una relación sexual propiamente dicha no quiere decir que las personas no se puedan infectar mediante una práctica sexual con su pareja que incluye otro tipo de comportamientos que van más allá de la penetración. Desde el sexo oral hasta lo más simple: un beso, una respiración o una caricia.

Tampoco es seguro practicarlo utilizando los elementos de prevención que se vienen recomendando, como los geles desinfectantes o las mascarillas. Ninguno de ellos protege con total seguridad de la infección durante el acto sexual, por lo que es totalmente desaconsejable su práctica.

Por lo tanto, en estos días de confinamiento y ante la más mínima sospecha de haber contraído la enfermedad, lo mejor es abstenerse de tener relaciones sexuales con la pareja. De hecho, como no se puede saber si se ha producido una infección, porque durante la incubación no se presentan síntomas, esta recomendación debería extenderse a todo el mundo, excepto a aquellas parejas que hayan resultado infectadas y tengan que cumplir juntos la cuarentena, pues en ese caso no es necesario tomar precauciones como es obvio. De hecho puede resultar una buena terapia para superar estos momentos y unirse más.

Una vez superada la enfermedad, se puede recuperar la vida sexual con total normalidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s