Infecciones de transmisión sexual más comunes entre mujeres de 25 a 35 años

Si bien es durante la juventud que estamos más expuestos a contraer infecciones de transmisión sexual (ITS), podemos contagiarnos con alguna de estas enfermedades a cualquier edad, de hecho, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada día, más de un millón de personas contraen una ITS.

Hasta ahora se han identificado más de 30 virus, bacterias y parásitos que se pueden transmitir por contacto sexual, sin embargo son ocho los más comunes, cuatro curables (sífilis, gonorrea, clamidiasis y tricomoniasis), y cuatro que únicamente son tratables para disminuir o modificar los síntomas (virus de hepatitis B, virus del herpes simple, VIH y el virus de papiloma humano). 

Aunque los síntomas más habituales de una ITS son: flujo vaginal, secreción o ardor uretral en hombres, úlceras genitales y dolor abdominal; la realidad es que en la mayoría de los casos no se presentan, es decir, se trata de infecciones asintomáticas, lo cual aumenta el riesgo de que la enfermedad se complique. 

Por lo tanto, si llevas una vida sexual activa, lo más recomendable es que te realices chequeos periódicos y, por supuesto, utilices algún método anticonceptivo que además de prevenir embarazos, prevenga el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

Ahora bien, ¿sabías que de las 8 enfermedades mencionadas anteriormente, 5 son las más recurrentes entre mujeres de 25 a 35 años? A continuación te decimos de cuáles se trata.

ITS comunes entre mujeres de 25 a 35 años

  • Gonorrea

La gonorrea es una infección bacteriana que si bien puede ser curada con antibióticos, podría causar infertilidad si no se trata y aunque entre los síntomas se encuentran: micción dolorosa, secreciones anormales, dolor en los testículos en el caso de los hombres, y dolor en la zona inferior del vientre en mujeres; en ocasiones no presenta síntomas.

  • Herpes genital

Esta infección de transmisión sexual es muy común y se caracteriza por dolor y aparición de llagas en los genitales. Por lo general puede autodiagnosticarse y aunque es posible seguir un tratamiento, la infección permanece latente en el cuerpo y los síntomas pueden reaparecer después de un tiempo.

  • Clamidia

Un 90% de los casos de Clamidia no presentan síntomas, pero cuando sí lo hacen se identifican por: dolor genital y secreciones en la vagina o el pene. Es tratable con antibióticos.

  • Virus de papiloma humano VPH

El VPH es una infección que provoca verrugas en los genitales o en los alrededores, sin embargo, lo más peligroso es que puede llegar a provocar cáncer cervical. Aunque se trata de una de las ITS que no son curables, gracias a los avances médicos, este año se logró erradicar el virus al 100% en 29 pacientes de la Ciudad de México por el Instituto Politécnico Nacional.

  • Sífilis

La sífilis es una infección bacteriana que puede ser tratada con penicilina y se desarrolla por etapas: primero aparecen llagas indoloras en los genitales, recto o boca; cuando estas se ‘curan’, aparece un sarpullido, y aunque posteriormente no se presentan síntomas, si no es tratada, en la última etapa se pueden presentar daños en el cerebro, los nervios, los ojos y el corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s