Nuevas soluciones para los problemas de próstata

La próstata es una glándula que se encuentra por debajo de la vejiga y que rodea la uretra. Se encarga de producir el líquido que contiene el semen, y participa en la eyaculación. El tamaño normal de la próstata es similar al de una nuez, aproximadamente 15-25cc. Sin embargo, va aumentando su tamaño poco a poco a medida que el hombre envejece, lo que se conoce como hiperplasia benigna de próstata (HBP).

El crecimiento de la próstata según la Asociación Europea de Urología (EAU) es una afectación común en los hombres a partir de los 50 años y puede producir algunos síntomas molestos secundarios a la obstrucción del paso de la orina secundarios al vaciado correcto de la vejiga. Las enfermedades de la próstata pueden llegar a ser muy preocupantes, pero es importante saber que la HBP no es cáncer de próstata ni aumenta el riesgo de padecerlo. Sin embargo, ambas patologías pueden desarrollarse al mismo tiempo al ir envejeciendo, por lo que conviene realizar revisiones urológicas a partir de los 45-50 años.

Los síntomas

El agrandamiento de la próstata puede provocar varios síntomas, según indica el doctor Enrique Rijo, responsable de la unidad de próstata del servicio de Urología del hospital Quirónsalud Barcelona: retención urinaria o incapacidad para orinar, goteo al final de la micción, vaciado incompleto de la vejiga, incontinencia, necesidad de orinar más de 2 veces por la noche, micción dolorosa, presencia de sangre en la orina, así como urgencia repentina de orinar, entre otros.

Este especialista remarca que no se trata de una enfermedad que ponga en riesgo la vida de los pacientes, pero destaca que puede incidir de forma significativa en la calidad de vida de los mismos. “El agrandamiento de la glándula prostática ocasiona que la uretra se comprima, reduciendo, e incluso llegando a bloquear el flujo de la orina. Existe la posibilidad de un tratamiento farmacológico con alfabloqueantes. Pero estos tienen efectos secundarios, como la eyaculación retrógrada, mareos, y pueden perder eficacia con el tiempo y desarrollar intolerancia a los mismos, efectos secundarios que el paciente no está dispuesto a asumir” añade Rijo.

El tratamiento quirúrgico se indica en aquellos casos en los que existen complicaciones importantes por la obstrucción secundaria a la HBP, como pueden ser las infecciones urinarias de repetición, retención aguda de orina, sangrado, la insuficiencia renal (fallo de la función de los riñones provocada por la obstrucción urinaria) y en aquellos casos en que el tratamiento farmacológico resulta insuficiente o los síntomas que afecten a la calidad de vida del paciente.

El objetivo de la cirugía suele ser la extirpación del tejido prostático obstructivo. En este contexto, Rijo comenta que el tratamiento con las t écnicas quirúrgicas clásicas, como la cirugía abierta o la resección transuretral (RTU) de la próstata, pueden producir complicaciones como incontinencia urinaria, sangrado importante que requiera transfusión, disfunción eréctil, además de la eyaculación retrógrada.

Nuevas técnicas menos invasivas

Eso sí, este responsable de la unidad de próstata del Servicio de Urología del Hospital Quirónsalud Barcelona sostiene que existen técnicas más recientes y menos invasivas, como la vaporización o la penucleación rostática con láser, que evitan muchas de esas complicaciones, pero que pueden afectar a la eyaculación.

“Pero en los últimos años se ha avanzado en el desarrollo de nuevos procedimientos que eviten este problema. Es el caso del ‘Aquablation’ y del ‘Rezum’, dos procedimientos que se distinguen de otras alternativas en que son capaces de preservar la eyaculación, algo que los pacientes consideran importante. Se trata de dos técnicas muy novedosas, que aunque son diferentes (la primera consiste en una ablación robótica con agua y el ‘Rezum’ en una terapia con vapor de agua) permiten tratar a todos los perfiles de pacientes, independientemente del volumen prostático, complementándose la una con la otra”, resalta Rijo.

Precisamente, este urólogo ha sido el primero en emplear en España la técnica ‘Rezum’ el pasado enero. En Estados Unidos, esta técnica cuenta con la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para el tratamiento de la HBP desde hace 4 años. Cabe destacar que no es una técnica experimental, ya que se han tratado más 35.000 pacientes en el mundo.

En qué consiste ‘Rezum’

Concretamente, ‘Rezum’ consiste en la inyección de vapor de agua en la próstata, lo que provoca la necrosis del tejido (muerte celular), que es después eliminado por el propio cuerpo solventando los problemas ocasionados por el crecimiento de la próstata en el paciente. La intervención se lleva a cabo a través de la uretra, y no requiere de ingreso, aclara Rijo, por lo que puede realizarse de forma ambulatoria.

Una vez que el procedimiento se lleva a cabo, el paciente ya puede regresar a su casa, y lo único que necesita es llevar una sonda durante 3 a 4 días, que le será retirada también en el centro hospitalario donde se le practicó la intervención.

Precisamente, el último estudio de la técnica ‘Rezum’, publicado recientemente en la revista científica ‘Urology’, recoge una tasa de retratamiento de sólo el 4,4% de los casos durante los 4 años de seguimiento. “Al tratarse de una intervención mínimamente invasiva se reducen también los riesgos asociados y los efectos secundarios. Molestias al orinar, escozor o una pequeña presencia de sangre en la orina es lo máximo que puede llegar a producirse. En todo caso se trata de efectos temporales y transitorios”, indica Rijo.

Entre otras ventajas, este especialista también indica que a partir de las dos semanas el paciente empezará a notar que mejora en su sintomatología, aunque no será hasta los tres meses cuando se consigan los beneficios máximos. Con este procedimiento, destaca además, que se preserva la función sexual y la eyaculación normal, al ser mucho menos radical que otras técnicas convencionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s