Cálculos renales: las señales de la enfermedad que se ignoran con más frecuencia

Los cálculos renales son una afección muy común en las personas, pues se trata de depósitos duros hechos de minerales y sales que se forman dentro de los riñones. Entre las causas más comunes de esta afección son el exceso de peso corporal, una dieta desproporcionada, ciertos suplementos y medicamentos y otras enfermedades, según Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Esta afección renal puede afectar a cualquier parte de las vías urinarios, es decir, desde la vejiga hasta los riñones. Como tal, los cálculos se forman cuando la orina se concentran, lo cual permite que los minerales se cristalicen y se unan. Al expulsar estas pequeñas piedras se produce bastante dolor y requiere de un tratamiento de analgésicos para poder expulsarlo sin dolor.

Cuando esta afección se presenta, en la mayoría de los casos las personas identifican lo que tienen y acuden de inmediato a un centro médico para poder tratar la afección. Sin embargo, algunas desconocen estos síntomas y los pasan desapercibidos, desconociendo por completo que se trata de una afección que puede traer graves consecuencias si no se trata a tiempo.

Por esta razón, el portal web Healthline, explica detalladamente los principales síntomas de los cálculos renales a los que se debe presentar atención:

  • Dolor en la espalda, vientre y costados: Las personas que han padecido esta afección comparan el dolor con el parto o ser apuñalado con un cuchillo. El dolor de espalda, abdomen y en los costados suele ser muy intenso y comienza cuando una piedra se mueve en el uréter estrecho y esto produce un bloqueo que hace que la presión se acumule en el riñón.

En algunos casos, este dolor aparece y desaparecer, por eso muchas personas lo ven como un síntoma esporádico de malestar general y nada más. Cabe mencionar que los cálculos renales puede causar aún más dolor que los pequeños, por lo cual se debe prestar mucha atención a este síntoma característico de ambos casos.

  • Ardor al orinar: Cuando el cálculo renal llega a la unión entre el uréter y la vejiga, esto ocasiona el dolor y ardor al orinar que se conoce como disuria.Este dolor puede ser muy agudo y muchas veces se confunde con un síntoma característico de una infección urinaria, por lo cual, es importante acudir al médico para determinar la causa y el tratamiento.
  • Sangre en la orina: Este es un síntoma muy común de las personas que tienen cálculos en los riñones y los especialistas lo denominan hematuria. Por lo general, la sangre que refleja en la orina puede ser un color rojo, rosado o marrón.
  • Orina turbia o con mal olor: Con frecuencia, la orina saludable es de color claro y no tiene ningún tipo de olor fuerte, pero cuando se presenta una orina turbia puede ser una señal de infección en los riñones o en el tracto urinario. Además de esto, la apariencia turbia de la orina es una signo de pus y puede provocar distintas infecciones urinarias. De acuerdo con un estudio, alrededor del 8% de las personas con cálculos renales agudos presentan una infección urinaria.
  • Náuseas y vómitos: Estos síntomas se presentan debido a las conexiones nerviosas con partidas entre los riñones y el tracto gastrointestinal que generar un malestar estomacal.
  • Fiebre y escalofríos: Estas son dos señales de que existe una infección en el riñón o en algún parte del tracto urinario y cuando se presentan, es necesario buscar atención médica urgente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s