Conoce cuáles son las 15 enfermedades renales más comunes

Tras la aparición del COVID-19, muchas enfermedades han quedado en un segundo plano. Sin embargo, lo real es que muchas personas siguen acudiendo a los hospitales por diversas dolencias. Una de estas dolencias son las enfermedades que afectan al riñón. De acuerdo con la Fundación Nacional del Riñón, el 33% de los adultos en los Estados Unidos tendría gran riesgo de padecerla, pero lo curioso es que desconocerían ello.

Según información de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) las nefropatías acrecientan el riesgo de padecerlas cuando una persona sufre diabetes, obesidad, presión arterial alta, enfermedades cardiovasculares y antecedentes familiares.

¿Cuáles son las 15 enfermedades renales más comunes?

  • Enfermedad renal crónica: es una enfermedad que afecta la capacidad de filtración del riñón para mantener el control de la hemoglobina. Entre sus síntomas prevalece la hinchazón por la retención de los líquidos, insuficiencia urinaria, pérdida de electrolitos y oxidación metabólica.
  • Cáncer de riñón: esta enfermedad surge por el crecimiento descontrolado de células en este órgano. Los síntomas que se desarrollan son sangrados en la orina, pérdida de peso sin razón alguna, pérdida de apetito.
  • Enfermedad poliquística: esta enfermedad es genética y los quistes que se desarrollan aumentan el tamaño de los riñones.  Entre sus síntomas está la infecciones urinarias, aumento abdominal y dolores de cabeza.
  • Piedras en los riñones: se conforma por la presencia de material sólido en los riñones por altos niveles de minerales en la orina. Sus síntomas son dolor agudo en la espalda y presencia de sangre en la orina, así como el dolor en la zona de la ingle.
  • Insuficiencia renal: esto ocurre cuando los riñones pierden su capacidad de purificar los desechos en la sangre. Sus síntomas son hinchazón en las piernas y pies, ritmo cardiaco débil y dolor en el pecho.
  • Síndrome nefrótico: esta enfermedad provoca que el cuerpo excrete grandes cantidades de proteínas en la orina. Esto se genera por los daños que se producen en los vasos sanguíneos de los riñones. Entre los síntomas está la hinchazón de ojos o tobillos, fatiga y aumento de peso.
  • Pielonefrotitis aguda: aquí se produce lesiones inflamatorias y cicatrices alrededor del riñón. Entre sus síntomas más comunes sobresale el dolor lumbar, sensación de ardor y fiebre por la infección que se desarrolla en esta parte del cuerpo.
  • Nefropatía diabética: esto se genera en pacientes diabéticos tras el descontrol de los niveles de glucosa. Para solucionar este problema hay dos formas de hacerlo. La primera es la diálisis y la segunda es el trasplante de órgano.
  • Glomerulonefritis: aquí el daño se origina en el glomérulo renal que es una red de vasos sanguíneos que elimina los desechos del organismo. Aquí se produce hinchazón corporal, presencia de sangre y espuma en la orina.
  • Glomerulonefritis focal y segmentaria: es una enfermedad grave que afecta seriamente al riñón en su normal funcionamiento. Al igual que en la nefropatía diabética, para revertir la enfermedad se necesita de diálisis o trasplante de riñón.
  • Glomerulonefritis focal y segmentaria genética: esta afección atípica y hereditaria surge por mutaciones genéticas. Lo malo es que a través del genoma humano se puede trasmitir el gen anormal que desencadena esta enfermedad a tus futuras generaciones.
  • Enfermedad de Berger: esta enfermedad surge de la acumulación anormal de anticuerpos IgA o “inmunoglobulina” que dañan el tejido renal. Acá los factores de riesgo son: antecedentes familiares, origen étnico, y sexo. Los mismos acrecientan el riesgo de padecerla.
  • Enfermedad de Fabry: aquí la enfermedad se produce por el desarrollo de lisosomas que son estructuras celulares que destruyen progresivamente las funciones del riñón. Entre sus síntomas destaca la disminución del sudor, desarrollo de enfermedades cardiacas, cerebrales y gastrointestinales.
  • Síndrome de Allport: aquí se produce un trastorno de desechar glóbulos rojos y proteínas a través de la orina. El único síntoma que desarrolla es la presencia de sangre en la orina.
  • Traumatismo renal: este problema surge cuando sufres de algún tipo de accidente como automovilístico. En resumen, producto de este hecho, el riñón termina lesionado.  

¿Cuáles son las principales causas para generar enfermedades en el riñón?

Tener enfermos los riñones significa que estos órganos están dañados y no pueden ejecutar sus funciones como normalmente lo hacían. Debes considerar que la principal función de los riñones es la de filtrar los desechos y el exceso de agua en la sangre en forma de orina. Sin embargo, para originar problemas en este órgano se requiere dos factores de riesgo:

  • Diabetes: el exceso de glucosa o azúcar en la sangre daña los riñones generando una serie de problemas en el organismo y sobre todo en este órgano del sistema urinario.
  • Presión arterial alta: la presión alta daña los vasos sanguíneos en los riñones impidiendo el buen trabajo de este órgano. Al no funcionar normalmente, no se puede ni eliminar los desechos y mucho menos el exceso de líquido en el cuerpo.

¿Cuáles son otros factores de riesgo para afectar los riñones?

A continuación, te detallamos otras causas de riesgo para provocar enfermedades en el riñón:

  • Trastorno genético.
  • Infección.
  • Consumo de fármaco que es tóxico para los riñones.
  • Estenosis de la arteria renal.
  • Glomerulonefritis por IgA.
  • Desarrollo del síndrome de Goodpasture.
  • Toxicidad por metales pesados.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s