¿Cómo desinflamar la vejiga de forma natural?

La inflamación de la vejiga, condición denominada médicamente como cistitis, se produce generalmente como consecuencia de una infección bacteriana en la vejiga y en las vías urinarias, lo que produce síntomas como necesidad urgente de orinar, molestias al miccionar y cambios significativos en el olor y el color de la orina.

Con menos frecuencia, aparece como una reacción a determinados medicamentos, a la radioterapia o a irritantes potenciales, como los aerosoles de higiene femenina, los geles espermicidas o el uso prolongado de un catéter; también puede aparecer como una complicación de otra enfermedad, según el portal MayoClinic.

Patrick J. Shenot, médico del Thomas Jefferson University Hospital, señala que este padecimiento puede ser más común de lo que se creía y ser responsable de otros problemas, como el dolor pélvico crónico. Aunque puede afectar a hombres y a niños, alrededor del 90 % de los casos de cistitis intersticial ocurre en mujeres.

Síntomas de cistitis bacteriana

  • Presión en el abdomen bajo.
  • Necesidad de orinar constantemente.
  • Décimas de fiebre.
  • Orina turbia.
  • Sangre en la orina.
  • Orina con mal olor.
  • Dolor al orinar.

Síntomas de cistitis no infecciosa

  • Dolores durante las relaciones sexuales.
  • Dolor en el costado.
  • Dolor en el pene.
  • Fatiga.
  • Presión en la pelvis.
  • Dolor al orinar.
  • Necesidad urgente y frecuente de orinar.
  • Dificultades para aguantar la micción.
  • Necesidad de orinar por la noche.
  • Orina con color anormal.
  • Orina con olor fuerte.

Como complemento natural al tratamiento médico para la inflamación de vejiga, se puede recurrir al consumo de algunas infusiones elaboradas a partir de hierbas medicinales con propiedades antiinflamatorias, antibióticas y diuréticas que ayuden a controlar los síntomas de la inflamación e infección de la vejiga, según el magazín Mundo Deportivo en su sección de salud.

Infusión de manzanilla

Esta hierba es un buen remedio natural para esta condición gracias a sus propiedades antibacterianas y depurativas, las cuales ayudan a expulsar todas las bacterias a través de la orina.

Además de esto, está considerada como unas de las mejores infusiones para limpiar la vejiga debido a que ayuda al organismo a librarse de todos los deshechos y toxinas acumulados y previniendo, de esta forma, problemas en la vejiga y en los riñones.

Preparación

  • Agregar 1 bolsita de té de manzanilla en 1 taza de agua hirviendo y dejar que repose durante unos 5 minutos.
  • Luego, añadir un poco de azúcar o de miel y limón y beber.

Infusión de arándanos

Los arándanos contienen proantocianidinas (PAC), unos polifenoles que previenen las bacterias que pueden causar cisitis, además de que son diuréticos y contribuyen a la limpieza de la vejiga favoreciendo la producción y expulsión de orina.

Preparación

  • Poner 2 tazas de agua a hervir. Cuando hierva, agregar 5 g de hojas de arándanos y 3 arándanos. Dejar infusionar durante 10 minutos y, pasado este tiempo, colar la preparación y dejar reposar durante 5 minutos más.
  • Se puede tomar 2 o 3 tazas al día para aprovechar todas sus propiedades al máximo.

Té de piña

La piña contiene una enzima, llamada bromelina, que actúa como un antiinflamatorio natural, además de sus poderosos efectos depurativos y diuréticos que permiten eliminar las bacterias y las sustancias nocivas a través de la orina.

Preparación

  • Se puede preparar un té de piña casero con 1 piña mediana madura y 2 litros de agua.
  • Primero, lavar la piña y pelar, separando la cáscara de la pulpa. En una olla, verter el agua, agregar las cáscaras de la piña y una ramita de canela (opcional).
  • Dejar que se cocine durante 30 minutos para que hierva. Pasado ese tiempo, retirar del fuego y colar, vertiendo el té en una jarra.
  • Se recomienda tomar unas 3 tazas al día.

Infusión de tomillo

El tomillo es una hierba con propiedades antiinflamatorias, antisépticas y antibacterianas, siendo así un remedio natural excelente para desinflamar este órgano, combatir las bacterias que puedan afectarlo y reducir los dolores y las molestias que se puedan llegar a experimentar.

Preparación

  • Agregar unos 20 g de tomillo en 1 litro de agua hirviendo y dejar que repose durante unos 15 minutos.
  • Posteriormente, colar la infusión y tomar unas 2 tazas diarias, preferiblemente después de las comidas.

Recomendación: consultar con el médico tratante, antes de consumir cualquiera de estas infusiones ya que cada organismo es distinto. Es importante consultar, ya que puede ser necesario un tratamiento antibiótico, si existe infección, u otro tipo de medicamentos para la cistitis no infecciosa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s