2 graves consecuencias que pueden presentarse por un golpe en los testículos

Los rumores sobre el tema de los golpes en los testículos son muchos, desde infertilidad hasta cáncer. Lo cierto es, que además de ser una experiencia muy dolorosa para un hombre (sin importar la edad que tenga), pueden causar graves problemas.

Como están suspendidos dentro de un saco en el exterior del cuerpo (el escroto), los testículos no están protegidos por huesos ni músculos, como otras partes del sistema reproductor y la mayoría de los demás órganos.

Además, la ubicación de los testículos los convierte en el principal foco de golpes accidentales en el campo de juego o de lesiones en actividades o ejercicios intensos.

Puesto que los testículos están adheridos al cuerpo con laxitud y están formados por un tejido “esponjoso”, son capaces de absorber la mayoría de los golpes sin sufrir daños permanentes.

Aunque son muy sensibles, los testículos se pueden recuperar rápidamente y las lesiones menores es muy raro que tengan efectos a largo plazo. Además, lo más probable es que la función sexual y la fabricación de esperma no se vean afectadas por una lesión testicular.

¿Qué hacer después de un golpe en los testículos?

El dolor será inevitable si te golpeas o te dan una patada en los testículos, y hasta es posible que tengas náuseas durante un rato.

Si se trata de una lesión leve, el dolor remitirá de forma gradual en menos de una hora y los demás síntomas acabarán por desaparecer.

Puedes hacer varias cosas para encontrarte mejor, como tomar medicamentos contra el dolor (o analgésicos), acostarte y reposar, utilizar ropa interior que sostenga los testículos, y aplicar bolsas de hielo en el área.

En cualquier caso, es una buena idea evitar cualquier actividad física intensa durante un tiempo y que te lo tomes con calma durante unos días.

Acude a un médico de inmediato si:

  • El dolor no desaparece o tienes un dolor intenso que dura más de 1 hora.
  • Tienes hinchazón o hematomas en el escroto o una punción en el escroto o en el testículo.
  • Continúas teniendo náuseas y vómitos.
  • Tienes fiebre.

Estos son síntomas de una lesión mucho más grave que necesitan atención médica lo antes posible. Y estas son 4 causas de dolor en los testículos que podrían ser preocupantes.

Lesiones testiculares graves

Torsión testicular

En una torsión testicular, el testículo se retuerce sobre sí mismo, lo que impide que reciba sangre.

Es muy poco frecuente, pero, cuando ocurre, suele ser sin un motivo claro. En algunas ocasiones ocurre debido a un traumatismo grave en los testículos o a consecuencia de una actividad física muy intensa.

Una torsión testicular es una emergencia médica. Suele afectar a chicos de 12 a 18 años; por lo tanto, si crees que te está ocurriendo, dirígete a urgencias de inmediato.

Si el médico corrige una torsión testicular en un plazo de 4 a 6 horas desde el momento en que empieza el dolor, lo más probable es que no haya complicaciones ni lesiones permanentes en los testículos. Pero, si no se corrige una torsión en este período de tiempo, habrá altas probabilidades de perder el testículo o de tener una producción de esperma reducida de forma permanente.

A veces, los médicos corrigen una torsión mediante una maniobra manual de reducción de la torsión. Si esto no funciona, será necesario operar.

Es importante detectar los síntomas:

  • Dolor intenso y repentino en el escroto
  • Hinchazón del escroto
  • Dolor abdominal
  • Náuseas y vómito
  • Ganas frecuentes de orinar y fiebre

Ruptura testicular

Es un tipo muy raro de traumatismo testicular. Puede ocurrir cuando el testículo recibe un golpe potente y directo o cuando el testículo se aplasta contra el hueso púbico (el hueso que forma la parte anterior de la pelvis), lo que ocasiona un sangrado dentro del escroto.

Una ruptura testicular, al igual que una torsión testicular y otras lesiones graves en los testículos, causa un dolor extremo, inflamación del escroto, náuseas y vómitos. Para solucionar el problema, es necesario operar.

Los síntomas incluyen:

  • Dolor extremo
  • Inflamación de escroto
  • Náuseas y vómitos

Cuando el dolor agudo es producido por un golpe, hay que estar atento a su intensidad y al hallazgo de alteraciones en el lugar afectado.

Si el dolor va decreciendo con las horas, no hay para qué preocuparse. Pero si se mantiene la intensidad y hay alteraciones como hematomas, edema (aumento en el volumen) o un cambio en su consistencia (aparición de algo anormal al tocarlos), es recomendable acudir al servicio de urgencias.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s