Insuficiencia renal aguda: factores de riesgo para llegar a diálisis peritoneal

Las enfermedades silenciosas se caracterizan por revelar pocos o ningún síntoma de alerta durante las primeras etapas, sin embargo, representan un gran riesgo para nuestra salud, pues en algunos casos pueden causar graves daños en tejidos u órganos del cuerpo, por ejemplo, la insuficiencia renal aguda: factores de riesgo para llegar a diálisis peritoneal.

La Dra. Bárbara Amelia Ulibarri Gómez Tagle, especialista en nefrología, nos explicó qué es la insuficiencia renal aguda y cuáles son los factores de riesgo para llegar a diálisis peritoneal. No siempre es una afección irreversible. 

“La insuficiencia renal aguda se origina cuando los riñones pierden la capacidad de filtrar los desechos de la sangre, equilibrar el exceso de líquido y electrolitos del cuerpo. Esta afección tiene la capacidad de ser reversible si se diagnostica y se trata rápidamente, generalmente nos da alrededor de tres meses para corregir la causa de la insuficiencia renal”, aseguró la Dra. Bárbara Ulibarri.

¿Cuáles son las funciones del riñón?

Los riñones son dos órganos muy importantes para nuestro cuerpo, poseen una forma similar a la de un frijol y miden aproximadamente lo que un puño, una de sus principales funciones es filtrar alrededor de media taza de sangre por minuto para eliminar desechos y exceso de líquido a través de la orina, pero también se encargan de lo siguiente:

  • Eliminan el ácido que producen las células del cuerpo
  • Mantienen un equilibrio saludable de agua, sales y minerales en la sangre
  • Regulan la presión arterial
  • Secreta hormonas como la eritropoyetina que estimulan la producción de glóbulos rojos
  • En el riñón, la vitamina D se transforma en calcitriol para mantener el calcio en los huesos

Aunque la insuficiencia renal aguda es más común en personas que ya padecen enfermedades crónico degenerativas, la realidad es que todos estamos expuestos a desarrollarla, por ejemplo, de acuerdo con la nefróloga Ulibarri, los niños prematuros, menores de 34 semanas de gestación, tienen un mayor riesgo de complicarse con insuficiencia renal aguda, debido a que ni sus riñones ni sus funciones están completamente desarrollados.

Otras personas que pueden aumentar el riesgo a desarrollar insuficiencia renal son:

  • Las personas mayores de 65 años
  • Quienes ya padecen un problema renal
  • Personas con hipertensión
  • Quienes padecen una enfermedad crónica: enfermedad cardiaca, hepática o diabetes
  • Personas con obesidad

“El riñón es uno de los principales órganos de choque cuando se padece diabetes, sobre todo cuando no está controlada y se tiene un rango de glucosa fuera de los límites permitidos… es probable que el paciente ni siquiera se de cuenta que padece insuficiencia renal porque no se siente tan mal y tampoco tenemos la cultura de tomarnos la presión, estos dos son factores de riesgo determinante para que el riñón falle”, comentó la Dra. Bárbara Ulibarri.

¿Cuáles son los síntomas de la insuficiencia renal aguda?

Cuando comienza a desarrollarse esta afección, es probable que quien lo padece no se de cuenta porque casi no se desarrollan síntomas de alerta, sin embargo, presta atención a las siguientes señales y acude con tu médico a tiempo:

  • No orinar lo suficiente
  • Hinchazón o inflamación en las piernas, los tobillos o los pies
  • Dolor o presión en el pecho
  • Náuseas (cuando se perdió más del 80 por ciento de la función renal)
  • Convulsiones
  • Falta de aire o cansancio
¿Cuáles son los tratamientos de la insuficiencia renal aguda?

Cuando un paciente padece insuficiencia renal aguda, el flujo sanguíneo del riñón se cierra para cederlo a otros órganos, razón por la que la creatinina se eleva hasta acumularse en la sangre.

A veces, no bastan las medidas generales para que el paciente mejore, por ello existen tratamientos que son las terapias de reemplazo renal para ayudar a mejorar la función del riñón, por ejemplo, la diálisis peritoneal o la hemodiálisis.

La diálisis peritoneal es un tratamiento que trata la insuficiencia renal aguda, la cual, elimina las sustancias dañinas de la sangre cuando los riñones ya no lo pueden hacer.

Este procedimiento consiste en colocar una sonda suave en la cavidad abdominal, este paso lo debe realizar tu médico a través de una cirugía ambulatoria, normalmente, el catéter se coloca cerca del ombligo, en donde permanecerá.

Posteriormente, se introduce una solución purificadora que contiene un tipo de azúcar que saca los desechos y el líquido excedente en la sangre, tras un periodo de tiempo determinado, la solución y el desecho se drenan, se pesan para saber cuánto líquido salió y finalmente se descarta. 

“No porque te dialicen o hemodialicen debido a la insuficiencia renal aguda, significa que ahí te vas a quedar. Si te tratas a tiempo existen posibilidades de mejorar. No se deben considerar como pacientes terminales, pues las terapias de reemplazo renal son opciones de tratamiento eficiente que logran que el paciente tenga una buena calidad de vida, lo importante es iniciarlo de manera oportuna”, puntualizó la nefróloga.

Si ya padeces alguna de las enfermedades que pueden aumentar el riesgo de desarrollar insuficiencia renal, lo ideal es que la mantengas bien controlada y acudas con tu médico periódicamente para evitar que tus riñones dejen de funcionar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s