Prueba en sangre predice la respuesta al tratamiento del cáncer de próstata

El cáncer de próstata se convirtió en un asesino más grande que el cáncer de mama por primera vez, según revelaron estadísticas oficiales el año pasado. Más de 11.800 hombres al año, o uno cada 45 minutos, ahora mueren por la enfermedad en el Reino Unido, en comparación con unas 11.400 mujeres que mueren de cáncer de mama.

Esto significa que el cáncer de próstata solo está detrás del cáncer de pulmón y del intestino en términos de cuántas personas mata en Gran Bretaña. En los Estados Unidos, la enfermedad mata a 26.000 pacientes cada año. A pesar de esto, recibe menos de la mitad de la financiación de la investigación del cáncer de mama, mientras que los tratamientos para la enfermedad van atrasados al menos una década.

Los especialistas en oncología dirigidos por el Instituto de Investigación del Cáncer (Londres, Reino Unido) recolectaron muestras de sangre en tubos Streck de ADN sin células (Streck Corporate, La Vista, NE, EUA) de 216 pacientes en tres puntos temporales; basal, C3D1 y al final del tratamiento. El ADN libre de células (ADNc) se extrajo del plasma utilizando un kit de ADN circulante (Qiagen, Hilden, Alemania) en una máquina Qiagen QIAsymphony. El equipo extrajo 25 ng de ADNc que se usó en la preparación de la biblioteca, construida con un panel de ADN dirigido Qiagen QIAseq de 58 genes y un diseño personalizado, enriquecido para los genes de la ruta PI3K/AR. Las muestras se secuenciaron a una profundidad media de 3394x en una máquina NextSeq500 (Illumina, San Diego, CA, EUA).

Los científicos analizaron las muestras de sangre de hombres que formaron parte de un ensayo clínico del medicamento dirigido abiraterona con o sin un medicamento experimental, ipatasertib. Los resultados mostraron que los hombres con altos niveles de ADN tumoral al comienzo del tratamiento tuvieron un resultado significativamente peor. Su enfermedad progresó dos meses y medio antes que aquellos negativos para el ‘ADNc’ al comienzo del tratamiento. El equipo analizó muestras de sangre durante el curso del tratamiento con pruebas repetidas, y descubrió que los que respondieron al tratamiento tuvieron la mayor caída en la cantidad de ADN del cáncer en el torrente sanguíneo. El ADN del cáncer se redujo en un 23%, mientras que los que respondieron parcialmente al tratamiento tuvieron una reducción del 16%. Los hombres cuyo cáncer de próstata continuó empeorando o se mantuvieron igual solo vieron una reducción del 1% al 4% respectivamente. El equipo observó mutaciones de resistencia emergentes en muestras de progresión, incluidas alteraciones en los genes de la ruta TP53, AR, FOXA, PTEN y PI3K/AKT.

Johann de Bono, MD, MSc, PhD, FRCP, FMedSci, profesor de oncología médica y autor principal del estudio, dijo: “Nuestro estudio muestra que un simple análisis de sangre podría ayudarnos a rastrear cómo evoluciona y responde el cáncer al tratamiento, inicialmente como parte de ensayos clínicos y eventualmente en la atención de rutina. Estas llamadas pruebas de biopsia líquida son mínimamente invasivas, rentables y se pueden realizar con frecuencia y facilidad. El seguimiento del cáncer de próstata con un análisis de sangre en lugar de una biopsia quirúrgica dolorosa podría mejorar significativamente la calidad de vida de los pacientes”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s