Estos factores podrían poner en riesgo la fertilidad masculina

Ser padre es un deseo que algunos hombres contemplan como proyecto de vida para su realización personal; sin embargo, a diferencia de las mujeres, no existe la cultura de un cuidado de la salud reproductiva masculina y se conoce poco sobre las causas que podrían impedir que logren tener un bebé; y es que de acuerdo con las estadísticas hasta el 40% de los casos de infertilidad están asociados al hombre y esto se debe principalmente, a sus hábitos y/o estilo de vida. 

La infertilidad masculina es la causa de que hasta 4 de cada 10 parejas en México no puedan completar su sueño de formar una familia. 

En el marco del Mes Internacional del Cuidado de la Fertilidad, Un especialista en Biología de la Reproducción, mencionó que “Existen varios factores que inciden en los problemas de fertilidad masculina, pueden ser congénitos o hereditarios, metabólicos (diabetes, hipotiroidismo) infecciosos (por enfermedades de transmisión sexual), a causa de enfermedades urológicas (inflamación de la próstata o epidídimos), traumáticos (consecuencia de un golpe), sexuales (disfunción eréctil, eyaculación precoz), así como ambientales y tóxicos”. 

A pesar de que se considera al varicocele, o agrandamiento de las venas en la piel que sostiene a los testículos, como una de las principales causas de infertilidad masculina, ya que se presenta hasta en el 40% de los hombres que no pueden concebir; la especialista afirmó que los agentes ambientales, como el calor, tienen un potencial de riesgo mucho más significativo de lo que se cree. 

Se ha observado que Yucatán es uno de los estados con mayor incidencia de infertilidad masculina en nuestro país, ya que las altas temperaturas afectan directamente la salud reproductiva de los hombres. 

“El calor que experimentan que es un factor importante que incrementa el riesgo de presentar un efecto negativo sobre la producción de espermatozoides; ya que la exposición frecuente al calor y a fuentes de irradiación de éste en los testículos, inhibe significativamente la producción de esperma o la calidad de los mismos”, señaló el especialista. 

Aseguró que algunas actividades que se realizan como parte del estilo de vida actual en los hombres, pueden incrementar la posibilidad de afectar su fertilidad, tal es el caso de permanecer por mucho tiempo sentados ( oficinistas o taxistas), usar ropa ajustada, viajar en motocicleta o bicicleta, e incluso, acercar de forma constante un dispositivo móvil o computadora portátil a la zona genital; sin dejar de lado que, la obesidad y el sobrepeso, presentes en el 72% de la población, también representan un importante factor de riesgo.

 En este sentido, uno de los mitos más grandes sobre infertilidad, hacía pensar que  ésta era una enfermedad que prevalecía principalmente en las mujeres; sin embargo, hoy se sabe que es un problema compartido a partes iguales y que las causas de este padecimiento en los hombres, también se vinculan a prácticas comunes. 

“Fumar y beber en exceso, utilizar con frecuencia drogas como la marihuana, así como exponerse a materiales como pesticidas, para quienes trabajan en el campo, puede ocasionar lesiones que afecten directamente su salud reproductiva. En este sentido, Yucatán es uno de los 5 estados con más consumo de alcohol con un 25.6% y consumo de tabaco en un 10.1 % de la población”, añadió el especialista. 

Con relación a lo anterior, el uso de plaguicidas sintéticos en Yucatán se ha convertido en una práctica frecuente en la agricultura, lo que pone en riesgo la salud reproductiva de agricultores y jornaleros que presentan consecuencias al exponerse constantemente a estas sustancias. Los principales daños se manifiestan en alteraciones en la calidad del semen en sus diferentes parámetros, como la forma de los espermatozoides, movilidad, concentración espermática y daño al ADN espermático, lo que incrementa el riesgo de presentar abortos y partos prematuros en sus parejas. 

En este contexto, es muy importante insistir en la necesidad de acudir a un especialista para atender de forma oportuna cualquier problema en la salud reproductiva y realizar estudios tanto en hombres como mujeres para encontrar la causa de la enfermedad. Una vez que se tenga conocimiento del origen del padecimiento, se puede dar solución mediante el uso de tecnologías de punta que se han convertido en una herramienta segura y efectiva para garantizar una paternidad saludable. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s