La “huella digital” del cáncer de próstata

Un nuevo y sencillo test ha demostrado ser capaz de identificar en sangre los primeros cambios genéticos del cáncer de próstata. Esta información podría permitir determinar si el cáncer se ha diseminado, además de controlar el comportamiento del tumor y acceder a una mejor selección de tratamiento.

El estudio, publicado en «The Journal of Clinical Investigation», realizada por investigadores del Instituto del Cáncer del University College of London (Gran Bretaña), ha utilizado las técnicas de secuenciación de próxima generación para establecer si podían identificar el ADN del cáncer de próstata en el plasma sanguíneo. Estudios anteriores se habían centrado en muestras de tejido que requiere una biopsia invasiva.

Los investigadores subrayan en que su descubrimiento representa una «huella digital» del tejido prostático, o un biomarcador circulante temprano, y cuando se detecta identifica que el cáncer está activo y se está diseminando.

El descubrimiento representa una «huella digital» del tejido prostático, o un biomarcador circulante temprano

«El cáncer de próstata metastásico, la etapa tardía más peligrosa de la enfermedad, puede variar sustancialmente en su respuesta al tratamiento y progresión clínica», afirma Anjui Wu. «Necesitamos urgentemente biomarcadores que nos ayuden a determinar cómo de avanzado está el cáncer de cada paciente, para determinar el mejor curso de tratamiento», añade el autor del estudio.

Lo relevante de este trabajo es que esta «huella digital» se puede detectar en un análisis de sangre simple, conocido como biopsia líquida. Así, los médicos pueden monitorizar en tiempo real la respuesta del cáncer al tratamiento.

En el futuro, los investigadores esperan que esta prueba pueda complementar o reemplazar la prueba de antígeno prostático específico existente, que se utiliza para el diagnóstico del cáncer de próstata y la monitorización del tratamiento.

«Debido a la dificultad que planeta la obtención de las biopsias tumorales, el hecho de identificar las firmas de ADN del cáncer de próstata lo antes posible en la sangre ayudará a controlar mejor a los pacientes y permitirá una selección y combinación de tratamiento más efectiva», señala Wu.

Solo en España se diagnostican cada año cerca de 5.000 nuevos casos de este tumor; de estos, gracias a los programas de cribado en la población que se llevan a cabo preferentemente en atención primaria, el 90% se hace en una fase muy inicial y la inmensa mayoría se terminan curando con el tratamiento estándar, cirugía y/o radioterapia. Sin embargo, para el 5 o 10% de los pacientes con cáncer de próstata, cuando se ha metastizado, sí supone un grave problema.

Necesitamos urgentemente biomarcadores que nos ayuden a determinar cómo de avanzado está el cáncer de cada paciente

Los investigadores se propusieron investigar un proceso llamado metilación del ADN, es decir, un cambio químico en las moléculas de ADN que puede afectar la función del gen y que se ha estudiado en los tejidos. El grupo de investigación interrogó los perfiles moleculares para identificar metilaciones de ADN tumoral circulante (ADNc), que pueden usarse para rastrear de manera sensible el cambio en el contenido del tumor, que se trata de una prueba de concepto,

Tradicionalmente, la cantidad y la calidad del ADN libre de células circulantes extraído de la sangre puede ser limitado: sorprendentemente, los investigadores descubrieron miles de cambios de metilación específicos de la glándula prostática en muestras de sangre de hombres con cáncer de próstata. Utilizando este hallazgo,desarrollaron estos cambios en una firma (un análisis de sangre que se puede usar en la clínica) para rastrear el material genético de la próstata en la sangre para controlar la actividad del cáncer.

Aunque se trata de una prueba de concepto, los investigadores han empezado a probar esta nueva técnica en pacientes para ver si puede complementar o sustituir el antígeno específico de la próstata (PSA) en suero para el diagnóstico, y monitorizar el tratamiento.

«Creemos que la mayor sensibilidad y la información adicional que obtenemos mejorarán significativamente los resultados de los hombres con cáncer de próstata avanzado», señala Gert Attard

«Esta prueba podría ser la primera en informarnos de la presencia del cáncer en la sangre antes de que la diseminación sea lo suficientemente grande como para verlo mediante técnicas de imagen. Esto podría permitir la personalización del tratamiento para aquellos con mayor riesgo de diseminación del cáncer de próstata», concluye Mark Emberton.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s