Practica estos ejercicios pélvicos para evitar incontinencia urinaria

Existen muchas razones por las que deberías ejercitar tu piso pélvico desde antes de los 18 años , como prevenir infecciones y prolapsos, así como mejorar tu vida sexual (y tener orgasmos más intensos) ¡y evitar la incontinencia urinaria!

Es muy probable que hayas ya escuchado hablar en el pasado de los famosos ejercicios de Kegel, que consisten en una serie de movimientos (que intercalan contracciones con relajaciones) que ayudan a fortalecer el piso pélvico.

¿Qué es el piso pélvico?

Es una región que se conforma por 16 músculos diferentes, tejido suave (fascia), conductos nerviosos y vasos sanguíneos y se ubica exactamente en la parte de abajo de la pelvis y tiene como una de sus funciones principales sostener a la vejiga, los intestinos y el útero.

¿Por qué debes fortalecer el piso pélvico desde antes de los 18 años?

De acuerdo con una reciente investigación realizada por Always Discreet, aunque alrededor del 85% de las mujeres en el mundo ha escuchado que debería fortalecer esta zona, poco más del 34% nunca ha realizado este tipo de ejercicios.

Y una de las principales razones por las que probablemente muchas de ellas se rsisten a practicarlos es porque se tiene la FALSA creencia de que la incontinencia urinaria (que es provocada por la falta de fuerza en esa área) solo es experimentada por mujeres de más de 50 años de edad o que han tenido varios partos naturales.

Sin embargo, las estadísticas indican que aproximadamente el 64% de las mujeres entre 18 y 24 años han experimentado ‘goteos’ incontrolables mientras intentan retener orina antes de poder ir al baño.

Algunas mujeres jóvenes también aseguran haber tenido ligeros ‘derrames de orina’ mientras hacen otro tipo de ejercicios (como correr o levantar pesas). Lo que demuestra que los músculos de la pelvis comienzan a perder fuerza y resistencia desde temprana edad si no se ejercitan.

¿Cómo fortalecer el piso pélvico con ejercicios de Kegel?

Para empezar, te recomendamos que te te relajes y acuestes boca arriba (cuando tengas más experiencia podrás hacerlo también sentada o incluso parada), después, aprieta tu piso pélvico (por alrededor de 4 segundos) como si desearas levantar algo con tu vagina y después toma un descanso de la misma cantidad de segundos. ¡Así de sencillos son los ejercicios de Kegel?

Los expertos sugieren que hagas entre 15 y 20 repeticiones de ejercicios de Kegel en cada sesión y que los practiques al menos 3 veces por semana (dependiendo tu edad, es recomendable que con el paso de los años comiences a aumentar la frecuencia con la que ejercitas esta zona de tu cuerpo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s