Baja ingesta de líquidos incrementa riesgo de piedras en los riñones

La baja ingesta de líquidos y el consumo excesivo de sal pueden incrementar el riesgo de formación de piedras en los riñones, afirmó el especialista en urología, Iván Bravo Castro.

En entrevista, el médico adscrito al Hospital Central Militar explicó que este padecimiento, conocido como litiasis renal, se caracteriza por depósitos duros de minerales o sales que se forman dentro de los riñones o en cualquier otra parte del sistema urinario, como la vejiga.

Estos depósitos se producen cuando la cantidad de sustancias que forman cristales en la orina es mayor de la que pueden diluir los líquidos presentes en ésta.

Señaló que, aunque es una enfermedad originada por múltiples causas, puede estar asociada a factores que aumentan el riesgo de padecerla entre los que destacan alteraciones metabólicas, como diabetes, antecedentes familiares y cirugías intestinales que provocan cambios en el proceso digestivo.

“A veces tenemos la idea que al comer mucho queso o tomar muchos lácteos se puede desencadenar el desarrollo de piedras, pero esto realmente no es tan cierto, porque no todos los cálculos están formados por calcio”, dijo el también especialista en urología oncológica.

Mencionó que, junto con los problemas de próstata y las infecciones urinarias, dentro de la consulta de urología la litiasis renal es uno de los trastornos que más se atienden.

En México la cifra exacta de su prevalencia se desconoce; sin embargo, se estima que hasta cinco por ciento de las mujeres y 20 por ciento de los hombres sufren al menos un episodio de cólico renouretal, según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Mientras que en Estados Unidos en los varones esta cifra es del 10.6 por ciento y en las mujeres de 7.1 por ciento.

Bravo Castro indicó que esta enfermedad se manifiesta con infecciones urinarias, dolor agudo de gran intensidad y sangrado en la orina. En algunas ocasiones puede no haber síntomas hasta que se presenta una insuficiencia renal.

“A veces el primer síntoma es una insuficiencia renal porque esas piedras ya obstruyeron hace muchos el riñón, por lo dejó de funcionar”.

Agregó que las principales complicaciones que suelen desencadenarse debido a la falta de atención médica son insuficiencia renal que puede llevar a diálisis, procesos infecciosos o sangrado en la orina.

Ante esta situación, exhortó a la población a tomar abundantes líquidos, evitar aguantarse las ganas de orinar y para aquellas personas con antecedentes familiares de litiasis renal acudir al médico incluso sin presentar síntomas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s