El riñón, el órgano más requerido de trasplantes en México

Desde hace 10 años, el riñón se ha mantenido como el órgano que más hace falta a los pacientes mexicanos inscritos en la lista de espera por un trasplante, de acuerdo con cifras del Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra).

La estadística señala que desde 2008, los pacientes que esperaban un riñón superaron, por primera vez, a los que necesitaba una córnea, otro de los tejidos más solicitados en el país y que ocupa el segundo lugar en la lista de necesidades.

Hace 10 años en el país se requerían 5 mil 540 riñones, en 2018, ese número casi se triplicó hasta llegar a las 15 mil 72 personas que necesitan ese tipo de órgano.

Aunque no al mismo paso, también se incrementaron los trasplantes de riñón realizados en hospitales autorizado para llevar este procedimiento en razón de 33%, al pasar de 2 mil 276 en 2008 a 3 mil 48 al cierre de 2018.

Para el académico de la Facultad de Medicina de la UNAM, Pedro Trinidad, la falta de trasplantes se debe a las complicaciones de compatibilidad, entre donador y receptor.

A eso, explica el académico, hay que sumar que los hospitales que tienen las instalaciones necesarias para hacer un trasplante son limitados y a que el número de donaciones de órganos aún es muy bajo.

Trinidad Ramos, quien también es médico en el Centro Médico Nacional Siglo XXI, explicó que 95% de los riñones trasplantados funciona de manera adecuada y que la sobrevida de estos órganos rebasa los cinco años, lo que se considera un éxito.

Los pacientes que requieren el trasplante del órgano son principalmente aquellos que padecen insuficiencia renal crónica, considerada la última etapa de la Enfermedad Crónica Renal (ECR), y su prevalencia es de mil enfermos por cada millón de habitantes.

Durante la ERC, el riñón deja de procesar de manera adecuada el plasma de la sangre, lo que provoca que la orina registre una cantidad superior de proteínas y glóbulos rojos. Si esta condición dura más de tres meses, el daño se vuelve irreversible.

“El 8% de la población mexicana se encuentra en una de las cinco etapas de la ERC, pero se desconoce con certeza, pues no hay un registro nacional de pacientes en última etapa de la enfermedad, la cual representa una fuerte carga financiera para las instituciones”, consideró.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s