Catéter Ureteral Doble J

¿Qué es este catéter?

El catéter ureteral doble J es un catéter de fino calibre diseñado para ser colocado dentro de los conductos anatómicos desde la vejiga hasta el riñón cuando existe alguna obstrucción al pasaje de la orina y así asegurar el paso de orina desde el riñón hasta la vejiga.

El catéter simple generalmente se coloca de forma temporal y por un breve espacio de tiempo; por el contrario, el catéter doble J puede indicarse de forma indefinida en raros casos, y requiere en esta circunstancia de un recambio periódico.

¿Cómo se coloca?

Habitualmente se coloca a través de la uretra siguiendo de manera retrograda (dirección opuesta al flujo de orina) la vía urinaria (uretra, vejiga, uréter y pelvis renal) por medio de una cistoscopia y bajo control radioscópico (radiografía en tiempo real).

En otras circunstancias cuando existe algún dificultad este se coloca de manera anterógrada (siguiendo la dirección del flujo de orina; desde el riñón a la vejiga).

¿Que me puede pasar después que me coloquen el catéter?

Generalmente el pacientes puede seguir con su vida cotidiana luego de la colocación del catéter. No obstante, algunos pacientes presentan síntomas irritativos vesicales (frecuencia miccional, ardor al orinar o sensación de vejiga ocupada), dolor lumbar (sienten un pinchazo) cuando orinan1 y hematuria leve (orina con sangre) cuando comienzan a orina o cuando realizan alguna actividad física2.

Otras eventualiedades

_ Infección urinaria (10-20%). Generalmente se tratan con antibióticos por vía oral.

_Obstrucción (5%). En caso de doble J, es necesaria su retirada y sustitución si precisa continuar llevándolo.

_ Formación de cálculos (3,8%), cuando permanecen por tiempo prolongado y no se realiza el recambio correspondiente.

_ Migración, puede no quedar en la situación exacta deseada (3,1%) y ser necesaria su recolocación. En el caso del catéter doble J, puede incluso precisar alguna intervención endoscópica o por cirugía abierta para su extracción.

_Perforación del uréter (0,7%).

_Rotura del catéter (0,5%).

_ 1. En los portadores de catéter ureteral doble J se produce un reflujo vesicoureteral (se pierde la válvula vesicoureteral que impide el reflujo de orina) que consistente en el ascenso de orina hacia el riñón durante la micción, pudiendo provocar alguna molestia en la región renal.

_ 2.Hematuria (pérdida de sangre con la orina), que en algunas ocasiones (5%) puede ser intensa o persistente y requerir transfusión de sangre.

_Alteraciones hemodinámicas, incluso shock, por efecto del anestésico local y/o reacción vagal.

_Molestias vesicales del tipo cistitis (7,7%).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s