Cómo prevenir la enfermedad renal

La American Kidney Fund define la enfermedad renal crónica como aquella en la que se produce un daño a los riñones que dura mucho tiempo y que empeora con el paso del tiempo. Cuando el daño es muy severo, los riñones pueden llegar a dejar de funcionar.

Si esto pasa, los desechos que provienen del filtrado de la sangre en los riñones se empiezan a acumular en el organismo, lo que hace elevar la presión arterial. También se retiene líquido y no se producen suficientes glóbulos rojos.

Si la situación es muy crítica, se produce un fallo renal o fallo renal de etapa terminal. En este extremo, será indispensable realizar un tratamiento de diálisis o un trasplante de riñón para poder sobrevivir.

Entre las causas más habituales de la enfermedad renal está la diabetes y la hipertensión, por lo que resulta indispensable llevar controles de los niveles de glucosa en la sangre, así como mantener la presión sanguínea controlada. Para ello, lo mejor es llevar un estilo de vida saludable, con una dieta equilibrada y sana, ejercicio y descanso.

Identificar la enfermedad renal

En concreto, se recomienda seguir una dieta baja en sal y pocas grasas, hacer ejercicio por lo menos 30 minutos casi todos los días de la semana, no fumar ni abusar del alcohol y someterse a revisiones médicas periódicas. 

Esto último es especialmente importante en el caso de la enfermedad renal, puesto que esta no presenta síntomas hasta que los riñones están muy dañados. En general, con un análisis de orina es suficiente para saber si hay creatinina en la sangre.

La creatinina es el deshecho que sale del filtrado que los riñones hacen de la sangre. Si tenemos mucha en la sangre, puede ser un indicativo de los problemas en los riñones. También si sale sangre en la orina puede ser una señal.

Otra forma de identificar la enfermedad renal es mediante la toma de la presión arterial, que sirve para ver como bombea la sangre nuestro corazón. Como hemos dicho, la presión alta también puede ser un indicador de problemas renales.

Tratar la enfermedad renal

Cuando tenemos los riñones dañados, difícilmente podemos repararlos. Por eso es tan importante tomar medidas de prevención, especialmente si tenemos diabetes o somos hipertensos. Es importante controlar periódicamente los niveles de azúcar y la presión arterial y llevar una vida sana en general.

El médico nos puede recomendar tomar algún medicamento específico para proteger los riñones. En el caso de la enfermedad renal, detectar los fallos de los riñones a tiempo puede ser clave para no llevar a una situación más crítica.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s